No necesitamos la aprobación de los demás - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > No necesitamos la aprobación de los demás

No necesitamos la aprobación de los demás

POR Esmeralda Cambuston

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Buscar la aprobación de los demás, es equivalente a decir:

“Lo que tú piensas de mí es más importante que la opinión que tengo de mí mismo”

Es posible que pierdas demasiados momentos presentes esforzándote por lograr la aprobación de los demás o preocupándote por alguna contrariedad que te haya acaecido. Si el deseo de aprobación externa se ha convertido en una verdadera necesidad en tu vida, quiere decir que tienes mucho que hacer a favor de ti mismo.

Puedes empezar tratando de comprender que la búsqueda de la aprobación externa debe ser un deseo más que una necesidad. A todos nos gusta que nos aplaudan, que nos hagan cumplidos y que nos alaben. Nos sentimos bien cuando nos acarician mentalmente. ¿Quién no va querer todo esto?

La aprobación no es del todo mal en sí, en realidad, la adulación es deliciosamente agradable, siempre y cuando esa búsqueda de la aprobación no se convierta en una necesidad.

Si sólo deseas la aprobación porque te sientes feliz al sentir el apoyo y la aceptación de las demás personas, no es incorrecto; al contrario, es bonito escuchar palabras de aliento, palabras de ánimo, palabras dulces que nos hagan sentir bien. Pero si caes en una constante búsqueda por ser aprobado y esa aprobación se convierte en una necesidad, te puedes derrumbar en caso de no conseguirla.

Es entonces, cuando empiezan a funcionar las fuerzas autodestructivas y comienzas a entregarle un trozo de ti mismo a la “persona exterior”, cuyo apoyo es imprescindible para ti y si en el peor de los casos, si ese tercero te desaprueba, te inmoviliza (aunque sea levemente), te frustra, te desanima, te hace creer que no vales y todo esto te lleva a hacerte la víctima, sentirte desvalorado, lo proyectamos y muchas veces caemos en obligar a la gente para que nos soben o nos adulen. Si ellos deciden administrarte alguna dosis de alabanza, inmediatamente te sientes bien y eso crea una dependencia hacia la aprobación de los demás.

Si sufres este tipo de necesidad, te expones a sobrellevar muchas miserias y frustraciones en la vida y en lo que es peor aún, estarás incorporando una imagen de persona inexistente que acabará en el tipo de auto rechazo.

Cabe mencionar que es imposible vivir en este mundo sin provocar la desaprobación de la gente, a veces en forma exagerada, pero debemos entender que así es la humanidad, así son los impuestos que se pagan por estar “vivo” y
es algo que simplemente no se puede evitar.

Es difícil enfrentarse con un rechazo o una censura y más fácil adoptar un comportamiento que inspirará aprobación; pero cuando optas por este comportamiento más fácil, lo que estás haciendo es darle mayor importancia a la opinión de los demás que a tu propia valoración.

Sólo hay que entender, que la estima y el amor hacia ti mismo no depende de los demás, sino de ti mismo. Es urgente aprender a amarte, tal cual eres; porque en verdad eres una persona sumamente valiosa y que la opinión de los demás, no es la correcta y esa es una trampa peligrosa que hemos creído y una trampa difícil de evitar en nuestra sociedad.

Acerca del autor

Esmeralda Cambuston es coach de vida y capacitadora en desarrollo humano.

Correo Electrónico

esmeraldacambuston@hotmail.com

Twitter

@esmecambuston

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS