Conocimiento, razonamiento y comportamiento - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Conocimiento, razonamiento y comportamiento

Conocimiento, razonamiento y comportamiento

POR Enrique Zavala Urquides

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Se dice que vivimos en la era del conocimiento, de la información; sin embargo, debemos cuestionarnos constantemente al respecto. No necesariamente con más información y conocimiento nuestros razonamientos y comportamientos serán asertivos, ese proceso cognitivo conductual se contamina por muchas razones.

La común incongruencia

No es garantía de buen comportamiento solo el conocimiento, por ello podemos ver y constatar que personas con maestrías sobre las maestrías, incluso doctorados, que fueron a prestigiadas universidades, se comportan francamente como idiotas funcionales, tenemos el caso de Donald Trump, quien se graduó de la Escuela de Negocios Wharton con especialidades en economía y antropología, y su comportamiento es similar a un energúmeno por su explosivo carácter.

Quien no es capaz de entender la micro y macroeconomía, tampoco las manifestaciones sociales, ambientales y humanas. ¡Todo un caso!

En cambio, tenemos a un “chero” de la sierra sonorense (con todo respeto), quien, sin haber terminado la primaria es una excelente persona, educado, consiente, responsable.

Todos tenemos ejemplos así en nuestras familias, don Melquiades Urquides nacido en el municipio de El Quiriego, mi abuelo materno (QEPD), fue un hombre trabajador, recto, claridoso, humano y conocedor, incluso recibió un balazo en la frente al que ¡gracias a Dios!, sobrevivió por defender sus derechos sobre una propiedad ante un abuso de autoridad.

Él -como muchas personas- sin tener gran escolaridad, tuvo un comportamiento excelente hasta su muerte, educador, humano, correcto. ¡La diferencia entre ambos casos es el razonamiento! El buen juicio, el criterio.

Un ejemplo religioso, católico

Recuerdo al padre Jesús Esparza, en mi infancia, quien era muy vertical y revolucionario, quien, al dirigir el sermón dominical, hablando del comportamiento de nosotros como católicos respecto a los 10 mandamientos, que todos conocemos, pero que también muy pocos practican a cabalidad.

En esa ocasión nos dijo, vitriólico, molesto, casi con enojo: “Hay ciertos feligreses, quienes asisten a misa domingo a domingo y son como las prostitutas, fornicando y comulgando”. ¡Ese si fue todo un sermón!

La frase por demás cruda es aleccionadora, no sólo por el hecho de saber y conocer las cosas nos llevan a un buen comportamiento, en este caso religioso, pero es aplicable a la conducta humana, a la vida, implica congruencia, buen juicio, integridad; el uso correcto de nuestro tiempo y vidas mediante el responsable libre albedrio, en corto no es el conocimiento, tampoco la información lo que nos conduce a comportarnos de forma correcta, es  uno mismo como persona quien decide ser amable,  justo, cooperador, empático, inteligente, o lamentablemente, decidir ser un individuo detestable, grosero, injusto, tonto, limitado, incluso llegar a comportamientos  abusivos, delictivos  y/o criminales por los cuales pagaremos las consecuencias.

Conclusión

Por todo lo anterior, como ciudadanos, empleados, madres, hijos, hermanos, amigos, compañeros, conocidos, colaboradores, profesionistas, funcionarios, periodistas, gobernantes, políticos, en fin, del sexo femenino o masculino, en esta vida figuradamente, no se nos paga por lo que sabemos o conocemos, se nos paga por lo que hacemos, por lo que logramos, por como nos comportamos, consecuentemente somos exitosos, buenas personas o todo lo contrario.

“Moraleja: en esta vida, a cierta edad mayormente, ya no hay que aprender más, sino aplicar y practicar de forma correcta, responsable, lo que ya sabemos”: EZU

Acerca del autor

Enrique Zavala Urquídes es licenciado en Administración, asesor gubernamental en seguridad pública, maestría en Global mangement, Certificación en risk, need, responsivity models, programas de reducción del riesgo penitenciario, diplomado en Filosofía y asesor en modelos de reinserción social.

Correo Electrónico

enrique_zavala@terra.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS