Profesionalización del sector público y el tránsito a la adhocracia - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Puenteros Ciudadanos > Profesionalización del sector público y el tránsito a la adhocracia

Profesionalización del sector público y el tránsito a la adhocracia

POR Luis Adrián Bernal García

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

¿Qué tan difícil es para los gobernantes transitar de lo que conocemos comúnmente como burocracia a la adhocracia?

Actualmente somos una sociedad más crítica y más participativa, por ello, debemos señalar lo que consideremos que se ha hecho y se hace mal en nuestros gobiernos; debemos transitar de ser ciudadanos “espectadores” del quehacer gubernamental a “actores” de la vida política y administrativa.

Transitar a la adhocracia es algo que hace años se ha intentado pero no se ha logrado debido a la falta de continuidad de las buenas políticas que se implementan, ya que cada equipo o partido político se maneja con su estilo propio, hecho que afecta al ciudadano, pues no recibe servicios y soluciones a sus problemas con eficacia.

Gobernar con un sistema adhocrático no es más que adecuar o poner “a-doc” los procesos gubernamentales, trámites y toma de decisiones en beneficio del ciudadano, evitando así caer en las “burocracias o poder de escritorio” que tanto daño le han hecho a nuestro país, situándolo en los últimos lugares mundialmente en transparencia, rendición de cuentas y gobernabilidad.

Para ejemplificar tocaré  un tema muy importante, con lo que todas las administraciones en sus tres niveles de gobierno le han quedado a deber al ciudadano; esto vendría a ser la falta de implementación del “servicio profesional de carrera”.

Haciendo énfasis específicamente en los recursos humanos del sector público, la introducción “verdadera y no simulada” del servicio profesional de carrera generaría un parteaguas en el tiempo, gubernamentalmente hablando, ya que sería una política pública -en esencia- con beneficios directos para todos los ciudadanos por igual.

Estaríamos en un momento perfecto para el ciudadano, donde sus problemáticas e inquietudes estarían en el centro de la toma de decisiones de nuestros gobernantes, ya que se contaría con el personal más calificado en cada rubro o sector, para dar atención puntual a lo que el ciudadano demanda.

Tristemente lo que vemos es que nuestros políticos, al ocupar cargos en el gobierno, se rodean de personas que los apoyaron y/o pertenecen al partido que ganó las elecciones, teniendo cada 3 o 6 años a personas ineficaces, nuevas y sin sentido de servir al pueblo.

Sí, aunque parezca mentira, para muchos es comprensible que nuestras autoridades se rodeen de gente que los acompañó en sus campañas políticas ya que deberán tener a gente de su confianza en los puestos claves, para evitar fugas de información.

Las administraciones públicas, al tomar posesión como tal, deben dejar los intereses políticos, partidistas y de cúpulas por un lado y dedicarse específicamente y “adhocráticamente” a gobernar con eficiencia y eficacia para todos los ciudadanos, y dejar por un lado el amiguismo y compadrazgo que tanto daño nos hace ya que, al situar a personas no adecuadas en puestos estratégicos, genera daños al erario, malos servicios públicos y deficiente toma de decisiones.

Optan por “políticas de gobierno” en vez de transitar a las verdaderas políticas públicas.

Esta profesionalización implicaría de igual forma al personal sindicalizado ya que necesitan capacitación constante, ser considerados para la toma de decisiones y, sobre todo, se necesita evaluar su desempeño para una verdadera selección del personal adecuado para ocupar puestos de gobierno en todos los escalafones.

Necesitamos que se empodere al ciudadano en verdad, dejémonos de simulaciones, no te limites a participar sólo ejerciendo tu voto; utiliza los diversos mecanismos existentes, exijamos a nuestras autoridades plebiscitos, presupuestos participativos, referéndum; recuerda que quienes están en el poder, trabajan para ti.

Acerca del autor

Luis Adrián Bernal García

Licenciado en Administración Pública por la Universidad de Sonora, microempresario y ex subdirector de Pagaduría y Tesorería de DIF Sonora.

Correo Electrónico

lubega4213@hotmail.com

Twitter

@luiber007

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS