La corrupción en México es evitable - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Puenteros Ciudadanos > La corrupción en México es evitable

La corrupción en México es evitable

POR Javier Cázares

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Al leer la nota de que se empezaría a investigar el primer caso de posible corrupción en la presente administración estatal, pudiéramos pensar que este mal es algo inevitable.

Lamentablemente todos los días nos enteramos de nuevos casos de mal manejo de los recursos públicos en diferentes partes del país, e incluso en muchos lugares del mundo.

El hecho de que la corrupción sea algo muy común, y para algunos un mal inevitable, en la realidad es mucho lo que se puede hacer para acotarla, incluso eliminarla. Nuestras instituciones públicas deben de renovarse para incluir en sus procesos mejores prácticas que podemos tomar de otros países o de algunas instituciones nacionales que sí han avanzado en mejorar su gestión.

Muchas empresas mexicanas se han vuelto tan competitivas y eficientes como las mejores del mundo, nuestros gobiernos y sus procesos deberían de adaptarse para, igualmente, equipararse con administraciones que se esfuerzan por merecer la confianza de sus ciudadanos.

El combate a la corrupción merece un enfoque diferente. No basta con declaraciones y discursos donde se manifieste la firme determinación de las máximas autoridades de acabar con estos delitos, tampoco con la creación de nuevas instituciones para auditar a los funcionarios públicos, además, es insuficiente poner penas más altas a quien se le sorprenda abusando de sus facultades.

Estas medidas  no son malas en sí, el problema es que se enfocan a encontrar hechos consumados en lugar de propiciar las condiciones que promueven la corrupción. Una política pública para ser eficaz debe de enfocarse a diseñar procesos a prueba de corrupción.

Las reglas del juego del ejercicio público no han sido modificadas sustancialmente, se sigue trabajando con los mismos esquemas discrecionales, que en cualquier momento se pueden corromper.

La transparencia y la rendición de cuentas se ven como una dádiva que nuestras autoridades pueden administrar a su conveniencia o mejor juicio, en vez de verse como una obligación ante la ciudadanía y una de las mejores armas para evitar la corrupción.

En la medida que los ciudadanos nos organicemos para estar más cercanos al ejercicio público, propongamos y presionemos de manera inteligente y constructiva por mejoras a nuestras instituciones públicas, entonces empezaremos a tener gobiernos más eficaces y menos corruptos.

Acerca del autor

Javier Cázares

Consultor organizacional.

Correo Electrónico

javier.cazares@outlook.com

Twitter

@jcazares66

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

4 Comentarios

  • Víctor rodriguez dice:

    Excelente tema.
    Para q las cosas cambien, no es el gobierno el q deba regular y amonestar al gobierno, esta facultad debe tenerla el pueblo.

  • Leonel Garrido dice:

    Qué difícil tema el que señalas, el antecedente del PRI en la historia de México de más de 70 años y contando, de autoritarismo, corrupcion y el desmembramiento de los puentes sociales y comunicación entre las distintas clases sociales, dio al traste con una sociedad que pudo estar unida y hacer frente común a los malos manejos de nuestros gobernantes; ahí radica el triunfo del PRI, nadie tiene ánimos de hacer en consecuencia nada ante la corrupcion, los intelectuales que podrían iniciar algo, en su mayoría se volvieron comparsas del gobierno con intereses partidistas; a la clase trabajadora le destrozaron los ánimos creándoles situaciones de sobrevivencia diaria que no piensan más que en llevar el sustento a sus casas. Los demás si no son burócratas y servidores públicos que siguen el ejemplo del de arriba, solo ven oportunidad de esquilmar al que se deje, porque esa es la escuela y los que restan somos pequeños empresarios y mini empresarios ocupados en la ingeniería del cálculo de ingresos contra el gasto enorme de cuotas sindicales (auspiciados por papá gobierno), cuotas arbitrarias del IMSS, impuestos y demás contribuciones para que al final nos quede un remedo de ingreso libre. Pregunto, a alguno de estos actores nos quedan energías para otra cosa que no sea amanecer otro día?
    De la clase pudiente ni te digo nada mi estimado Javier, esos no piensan en Mexico, a ellos les acomoda nuestra situación de un país pobre, ignorante, jodido, ello les da más oportunidad de ingresos, ellos viven en otra lado, a ellos los impuestos les hacen los mandados, no pagan ni estos ni tenencias ni prediales, Mexico es lindo para si.
    Triste tema el tuyo de difíciles respuestas.

  • Elsa Velasco Chico dice:

    Que gusto leerte Javier
    Totalmente de acuerdo contigo
    Saludo
    Elsa Velasco de Tapia

  • Jesús Insua dice:

    Gracias Javier Cazarez por hablarnos abierta y responsablemente a cerca del cancer nacional. Es urgente no permitir que la apatía continúe alimentando la corrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS