Advierten sobre presencia de plomo en agua para consumo en el Río Sonora - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sonora > Advierten sobre presencia de plomo en agua para consumo en el Río Sonora

Advierten sobre presencia de plomo en agua para consumo en el Río Sonora

POR Cristina Gomez Lima

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Los químicos tóxicos que derramó la mina Buenavista del Cobre, explotada por Grupo México en el Río Sonora, siguen en el agua que consume la población de los ocho pueblos afectados, a tres años del incidente y pese a que no hubo alerta de la mayor contingencia ambiental en la historia nacional.

A través de un estudio realizado por el laboratorio “Grupo Microanálisis” que realiza trabajos especiales para la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental (Uveas) se registró que las aguas que consume la población del municipio de Banámichi contienen altos niveles de plomo, arsénico y cobre.

Elda León y Loyda Valdéz, habitantes del municipio de Banámichi, utilizaron los estudios como evidencias para alertar a la población a través de medios de comunicación locales y redes sociales, y hacer un llamado al consorcio minero y autoridades para solucionar el problema de manera inmediata.

La información destacó que el plomo excede la Norma Mexicana, la NOM 127 marca para un contenido de plomo de 25 por ciento, es decir el agua que corre por la red de Banámichi no es apta para el consumo humano, sin embargo, al no tener acceso a otra alternativa la población continua en contacto con esta.

“En todo el Estado de Sonora hay compañías mineras nacionales y extranjeras, ambas realizan la explotación del recurso sin controles, sin reglamentos, sin la vigilancia y exigimos a las autoridades municipales, estatales y federales que se instalen las potabilizadoras que hace tres años ofrecieron y autorizaron para los pueblos del Río Sonora”; exigen León y Valdéz en el texto publicado a través de sus redes sociales.

En entrevista, Loyda Valdez señaló que su llamado exige de manera inmediata al consorcio minero de Germán Larrea que cumpla con los compromisos pactados el septiembre del 2014, con la instalación de 27 plantas potabilizadoras para abastecer de agua limpia a los habitantes del Río Sonora.

“Necesitamos y solicitamos que nos ayuden con la instalación de las plantas potabilizadoras, que los responsables pongan las plantas con agua limpia; garanticen salud y vida a los pobladores, pero sobre todo que no se sigan enfermando más personas”, declaró Loyda Valdéz, habitante del municipio de Banámichi.

Cabe recordar que el 11 de abril, Grupo México giró instrucciones para reducir de 27 a nueve las plantas potabilizadoras que se construirán para abastecer con agua limpia a los 25 mil habitantes de ocho municipios de las riberas del Río Sonora.

Según los planes recientes anunciados por los directivos de Grupo México, serán siete plantas fijas y dos móviles las que se construirán en los municipios que determine la Conagua, que emprenderá un estudio para definir la demanda y necesidades de la población.

El Fideicomiso Río Sonora (creado por la empresa) ha gastado mil 250 millones de pesos y le restan 750 millones de pesos para instalar las depuradoras con tecnología de ósmosis inversa.

Es decir, ya se gastó la mayor parte del recurso y todavía no se construyen las obras más importantes: la clínica para atender a las víctimas y las plantas para abastecer de líquido para consumo humano o actividades productivas.

Los principales problemas de salud que enfrentan los afectados por los tóxicos derramados por la mina Buenavista del Cobre, son padecimientos dermatológicos, 290 casos diagnosticados, según la Cofepris, seguido de enfermedades gastrointestinales con 18 casos confirmados, oftalmológicos 17 casos, e incluso 12 padecimientos neurológicos generados por la intoxicación con metales pesados.

De los ocho municipios afectados por la contaminación de Grupo México, la mayoría de los enfermos radican en Ures con 96 pacientes; seguido de Aconchi con 73; Baviácora con 63; Arizpe con 53, y Banámichi con 39.

En total, hay 360 afectados por el derrame tóxico que continúan expuestos a la contaminación por el agua de los pozos alimentados por el río Sonora y ni la instalación de las siete plantas se ha concretado.

This slideshow requires JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *