Falta de empleo y alimento azota a pescadores del Golfo de Santa Clara en Sonora - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sonora > Falta de empleo y alimento azota a pescadores del Golfo de Santa Clara en Sonora

Falta de empleo y alimento azota a pescadores del Golfo de Santa Clara en Sonora

POR Luis Angel Carlin

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El presidente Enrique Peña Nieto, junto al actor Leonardo DiCaprio, Carlos Slim y altos funcionarios firmaron un Memorándum de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) en el cual se acordó adquirir mayores compromisos para proteger los ecosistemas marinos en el Golfo de California.

El MOU representa una colaboración entre el gobierno, Organizaciones No Gubernamentales y las comunidades locales que trabajan para asegurar la vitalidad de las aguas de la región, que han estado bajo creciente presión por la sobrepesca.

Actualmente existen menos de 30 ejemplares de la Vaquita Marina por lo que se encuentra al borde de la extinción.

Pero la situación de los pescadores del área es igual al nivel máximo de alerta del mamífero, ya que enfrentan la falta de empleo por la prohibición pesquera total en el lugar y como consecuencia una situación desesperada ante el olvido de las autoridades, tal como lo denunció la diputada Célida López el pasado mes de marzo en Proyecto Puente.

Los habitantes del Golfo invitaron al actor de Hollwood a visitar su comunidad para que conozca a los directamente afectados por las medidas tomadas por el Gobierno Federal.

 

This slideshow requires JavaScript.

 

Proyecto Puente, visitó el Alto Golfo de California, para conocer cómo y de qué viven sus habitantes a quienes no se les tiene permitido pescar. Hasta hace más de dos años, la pesca era la principal fuente de empleo entre los integrantes de esta comunidad, en Sonora, ubicada a unos 115 kilómetros de San Luis Río Colorado, municipio al que pertenece y con casi 4 mil habitantes.

A pesar de que el Gobierno Federal desde que decretó la prohibición de pesca de curvina para proteger a la vaquita ha estado entregando un apoyo económico a algunos residentes en el lugar, lo que pobladores solicitan a las autoridades es que se les permita trabajar, pues aseguran que la ayuda económica no llega de manera puntual, no alcanza y no todos son beneficiarios del programa implementado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

La falta de trabajo y por ende ingresos económicos, ha provocado que algunos habitantes migren definitivamente, otros salgan a trabajar a Puerto Peñasco, ya que algunas familias sufren una alarmante escasez de alimentos en sus hogares. Tal es el caso de Reyna, una joven madre de familia, quien aseguró que por lo difícil de su situación y la falta de apoyo por parte de sus familiares y los tres niveles de gobierno, ha llegado a pensar en el suicidio.

 

Los habitantes denuncian que la ayuda económica por parte del gobierno federal, además de que ya venció, y se les podía retirar en cualquier momento, no llega de manera puntual, y no les alcanza para cubrir sus necesidades más básicas como lo son la alimentación. Algunos optan por empeñar las tarjetas con las cuales retiran el dinero de los cajeros. Así lo confesó Alberto, uno de los pescadores.

 

Hace siete años que Luis Alberto Gómez llegó al Golfo, es originario de Nayarit, tiene 31 años de edad, lo invitaron a la pesca del camarón, ahí conoció a su actual esposa, originaria de Sinaloa.

Los pobladores piden se les permita trabajar en la pesca, que se retire la prohibición.

 

En 2015, según un acuerdo entre pescadores y Gobierno Federal, una vez que se prohibió la pesca para proteger la Vaquita Marina, se empezó a entregar un apoyo económico. 32,800 pesos por permisionario

Pero, de acuerdo a información proporcionada de manera anónima por parte de un permisionario de la localidad, existen aproximadamente 453 permisos para pescar, sin embrago esta cifra no representa la misma cantidad de permisionarios, pues la fuente aseguró que hay personas que tienen hasta 10 permisos, otros cinco, mientras que otros solo tienen uno.

Por lo tanto, el que tiene hasta 10 permisos, recibe un apoyo económico mensual de 328 mil pesos, mientras que otros de los habitantes no reciben nada.

Los pescadores reciben 8 mil pesos de ayuda al mes, en algunos hogares se recibe el doble de apoyo debido a que también se inscribió al programa de Sedesol a la cónyugue. Existe una cadena de producción en la que se encuentra la figura de los “Changueros” o “Churuperas”, son quienes se encargan de limpiar el producto.

This slideshow requires JavaScript.

 

El programa terminó el pasado mes de abril, y aunque se ha prolongado dos meses, el apoyo no llega de manera puntual. No se sabe cuando se suspenderá de manera definitiva.

Según información que se les ha proporcionado a los pescadores, a través de diferentes dependencias con presencia en el Golfo de Santa Clara, el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), ya cuenta con un plan B para lograr que los pescadores lleven el sustento a la familia. Se trata de otro tipo de herramientas y técnicas para pescar camarón –el siguiente producto de temporada- sin poner en peligro la vida de la especie en peligros de extinción.

Inapesca se encuentra sectorizado con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.
El instituto Nacional de Pesca es la única institución mexicana de investigación pesquera y acuícola con cobertura nacional en permanente contacto con el sector pesquero y acuícola, sus problemas de desarrollo y administración.

squera y acuícola con cobertura nacional en permanente contacto con este sector, sus problemas de desarrollo y administración.

Por otra parte, desde 1982 el flujo de agua dulce proveniente del Río Colorado se ha cerrado, según una teoría de los pescadores, este, podría ser el motivo por el cual algunas especies ya no se están reproduciendo, e incluso algunas están muriendo, por lo que esta podría ser una de las causas de que la vaquita marina esté en peligro de extinción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *