Luca Geremía... Un policía italiano que se enamoró de sonorense por internet y tiene 11 años en Hermosillo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales, Sonora > Luca Geremía… Un policía italiano que se enamoró de sonorense por internet y tiene 11 años en Hermosillo

Luca Geremía… Un policía italiano que se enamoró de sonorense por internet y tiene 11 años en Hermosillo

POR Priscila Cárdenas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

En la Universidad de Sonora hay un profesor que antes de dedicarse a dar clases fue contador público, programador y policía federal en su país natal Italia.

Se llama Luca Geremia, es de Pordenone y tiene 39 años, de los cuales 11 ha vivido en Hermosillo, ciudad a la que llegó al lado de una joven sonorense que conoció por Internet.

“A Maria Olivia la conocí por Napster, uno de los primeros programas que había para bajar música por Internet, yo no hablaba español y ella estudiaba italiano”, recordó.

Su vida cambió totalmente cuando la conoció en persona. Supo que era el amor de su vida, por lo que se casaron en 2004 y al año siguiente se mudaron a Hermosillo.

“Yo tenía una idea completamente diversa de México porque no conocía el desierto de Sonora. De Italia hay el estereotipo de la mafia y las góndolas, de México hablan del sombrero, el burro y el tequila”, comentó.

La primera sorpresa que Luca se llevó cuando llegó a Hermosillo fue que a pesar de ser invierno hacía calor. “Estábamos a 30 grados al bajar del avión”, recuerda.

Como era diciembre su plan inicial era buscar trabajo en enero. Todo indicaba que laboraría en la empresa su suegro, sin embargo una visita al Departamento de Lenguas Extranjeras cambió su rumbo.

“Fuimos a ver si había oportunidades, resultó que la maestra que daba clases de italiano estaba estudiando un doctorado y tenía que ausentarse, y me ofrecieron trabajo en enero del 2006, contó.

Después fue momento de aprender español y tomó algunas clases pero solo 3 semanas, lo aprendió solo ya que la convivencia diaria fue lo que más le ayudó a perfeccionar el idioma que hoy habla con fluidez.

Hubo prioridades

En 11 años y medio, Luca sólo ha regresado a Italia 2 veces de visita y no porque no le guste su país natal, sino porque hay aspectos más importantes en su vida.

Su hijo Leonardo (a quien bautizó así por Leonardo Da Vinci) nació sordo a consecuencia de hipoacusia bilateral profunda, por lo que fue operado y tiene un implante coclear.

“El implante nos costó 30 mil dólares y en México si no tienes el dinero tienes que hacer mucho sacrificio”, explicó.

Fue la condición de su hijo lo que fomentó en Luca el interés de querer especializarse más en el ámbito educativo. Estudió la carrera Psicología y actualmente también cuenta con un posgrado en didáctica italiana.

Ya no se regresa

Además de convertirse en padres de Leonardo, quien actualmente tiene 11 años de edad, Luca y su esposa Maria Olivia tiene 2 hijas: Giulia Rebecca, de 8 años y Giada Sofía, de 9 meses.

Ver felices a sus hijos es uno de los motivos más importantes por los que no le interesa mudarse a Italia, pues considera que México y especialmente Hermosillo es ideal para que ellos disfruten su niñez.

“No me regresaría a Italia por los niños, para que ellos puedan disfrutar, entre piñatas, amigos, fiestas, siempre hay algo que disfrutar, aquí cualquier pretexto hay fiesta”, expresó.

Y es precisamente en esos festejos constantes, donde Luca ha podido confirmar lo mucho que le gusta la comida sonorense. “Especialmente los tamales y el pozole rojo de mi suegra” comentó.

Sin embargo extraña la pizza, platillo que para él “no existe en Hermosillo” y sólo ha podido probar en San Carlos en el restaurante de otro italiano.

“De hecho hay una pequeña comunidad italiana en Sonora, no somos muchos, quizás unos quince y sí nos reunimos”, explicó.

Se siente sonorense

Si no fuera porque ha viajado a Sinaloa y a Puebla por motivos laborales, Luca sólo conocería Hermosillo, por lo que no se considera Italo-Mexicano, sino Italo-Sonorense.

Lo único que no le agrada son los “narcocorridos”, pues además de que está en contra de lo que expresan en sus letras él es rockero y sus grupos favoritos son Metallica y AC DC.

En su tiempo libre le gusta escribir en su blog, participar en las actividades que hay en la ciudad, escuchar música y sobre todo convivir con sus hijos, pues se considera un papá muy “chipilón”.

COMENTARIOS

20 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *