Proyecto Puente > Hermosillo, Reportajes Especiales > #ExtranjerosenSonora Del frío bajo 40 grados en Holanda, prefirió el calor de casi 50 en Hermosillo

#ExtranjerosenSonora Del frío bajo 40 grados en Holanda, prefirió el calor de casi 50 en Hermosillo

POR Priscila Cárdenas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Cuando el holandés Han Van Kasteren se bajó del avión, sintió que había entrado en un horno donde sólo duraría un ciclo escolar. Hoy tiene 16 años en Sonora.

De los 3 currículum que mandó cuando buscó trabajo en el extranjero sólo tuvo respuesta de la Universidad del Noroeste, por lo que hizo maletas y en una semana se presentó.

“Mandé correo a escuelas de Corea, Egipto, Italia y también a Hermosillo, ellos me hablaron al día siguiente”, recordó.

Era agosto de 1999 y había decidido salir de los Países Bajos con el fin de viajar. Nunca imaginó que no regresaría más que de visita.

“Trabajaba como contador en Philips, estaba muy bien pero pensé, si no me voy ahora me voy a quedar aquí toda mi vida, aquí como mi abuelo y mi papá”, expresó.

Una semana antes de empezar las clases en Hermosillo, Han le dijo adiós a Geldrop Eindhoven, su pequeña comunidad natal donde ir “lejos” a algún lado significa tener que viajar unas 3 horas en tren.

Con su título de licenciatura en Lengua Inglesa en la maleta y un certificado de posgrado en Educación Bicultural como hoja de presentación, Han Van Kasteren llegó a la ciudad del sol.

“Fue un shock con el calor, venía de Suecia que está a 40 grados bajo cero. El plan era quedarme un año dando clases de inglés antes de volver a Holanda”, explicó.

Justo había pasado 1 día como maestro en la Universidad del Noroeste cuando ocurrió el suceso que cambiaría su vida y su lugar en el mapa para siempre.

“Una compañera que también era nueva cumplía años y nos invitó a todos los maestros a la fiesta, llegué y ahí conocí a la que hoy es mi esposa, fue amor a primera vista”, remembró.

Tres meses después esa maestra se convirtió en su novia y cuando llegó el momento de volver a Holanda, en mayo del 2000, Han decidió que no se quería ir. “A mis papás les dio el infarto”, comentó entre risas.

Se casaron en Hermosillo en el 2001 y a petición de su esposa, quien nunca había vivido fuera de México, se mudaron 2 años a Irlanda para conocer y trabajar.

“Ella trabajaba en una tienda de ropa y yo como jefe de departamento, no estábamos haciendo lo estudiamos y nos regresamos a Hermosillo”, explicó.

De regreso en Sonora, volvieron a las aulas y también se convirtieron en padres de 2 hijos que hoy tienen 10 y 12 años de edad.

“Me encanta Hermosillo, estoy aquí porque me encanta trabajar con los muchachos, hay gente muy lista, mucho potencial, alumnos que construyen muchísimo, espero haber aportado”, destacó.

Ha trabajado en Universidad del Noroeste, fue encargado de la carrera de Negocios Internacionales en Universidad del Valle de México y actualmente labora en Unlíder como coordinador de Idiomas.

“Creo que he contribuido en apoyar a los jóvenes de Sonora dándoles habilidades que ocupan en el mundo laboral, me da mucho orgullo verlos años después y ver cuánto han logrado”, asegura.

Si le preguntas qué extraña de Holanda, Han comenta que al principio fue la comida, pues él era vegetariano y no sabía que en Sonora se comía tanto la carne.

“La comida fue otro shock para mí, fui vegetariano, mis primeros 10 años aquí sólo pedía sopa o ensalada, o quesadilla, en el 2009 pensé ya se salvado muchas vacas”, agregó.

Han expresó entre risas que cuando recién llegó y quería comida extranjera, lo más cercano que encontraba era comida china de Soriana.

Explica que en cuestión de ciudades, Hermosillo le parece muy grande, pues “puedes poner a Holanda 3 veces en Sonora”, por lo que le parece que hay más espacio.

“Aquí hay montañas, desierto, el Golfo de California, hay mucha diversidad y allá hay muchas reglas para todo, me gustan las reglas pero también soy flexible”, detalló.

Aunque ha regresado a Holanda varias veces de visita, Han dice que en Hermosillo “ya se quedó” e impulsa a sus estudiantes para que hagan lo mismo y que el talento se quede en Sonora.

COMENTARIOS

7 Comentarios

  • Nydia Luna dice:

    Excelente profesor y persona! Los extranjeros también tienen mucho que aportar, deberíamos expandir los horizontes y las barreras que construimos hacia ellos, tal vez tengo mucho que aportarnos.
    Muy buen reportaje.

  • Maestra EleMacias dice:

    Un compañero Docente con una excelente calidad humana! Ha sido un ejemplo y doporte en mis labores Académicas! Me siento muy orgullosa. el y se trabajo! Es un gran compañero que hace equipo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *