Impunidad ambiental en Sonora - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Impunidad ambiental en Sonora

Impunidad ambiental en Sonora

POR Luis Alberto Medina

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

En Sonora se manda un mensaje muy grave: cualquier empresa, nacional o extranjera, puede dañar nuestro medio ambiente, ecosistema y playas, y no pasa nada.

El tema no es nuevo. Y es lo que más preocupa. Se trata de una agenda desairada en todos los niveles de gobierno. No abordada con la importancia necesaria. Pareciera que a nadie le interesa o no dimensiona el problema del año ambiental y ecológico. Salvo el ayuntamiento de Hermosillo, con Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez, quien sí ha enfrentado los casos de contaminación en el relleno sanitario y lo que ocurre en Bahía de Kino, vemos poco a los alcaldes combatir, trabajar y retomar el tema del medio ambiente. Mucho menos perseguirlo, junto con autoridades federales.

La invasión china

Han pasado 39 días desde la publicación, el 29 de marzo, en la que Proyecto Puente documentó la invasión de la empresa, de origen chino, procesadora de productos del Mar, en la playa de Kino Viejo. En el trabajo http://proyectopuente.com.mx/2017/03/29/invade-construccion-empresa-china-playa-kino-viejo-sonora/, el periodista Luis Ángel Carlin y Elizabeth Campbell, narraron cómo la obra de concreto se encuentra al final de la avenida Miramar a unos metros del proyecto Kino Mágico que consiste en un parque, playa y balneario impulsado por el gobierno de Sonora. Que, por cierto, este plan se encuentra detenido por la falta de un estudio ambiental que legitime la obra.

Pescadores y habitantes de la Comisaría que pertenece a Hermosillo denunciaron a Proyecto Puente, que los propietarios violan las normas y leyes ambientales. Desde marzo acusaron a las autoridades de todos los niveles de haber otorgado el permiso de construcción sin importar el daño ecológico en la playa.

En dos ocasiones se clausuró la construcción, pero los mismos trabajadores retiran sellos y mantas para continuar con la obra. Hoy se encuentra así, pero no ha ocurrido nada.

“Pero no es algo nuevo: según testimonios de permisionarios pesqueros y habitantes del lugar, empresarios tienen al menos tres años con operaciones de compra y procesamiento de productos de mar para exportarlo a su país. Ninguna autoridad lo había señalado”, señala el reportaje.

La empresa federal encargada de supervisar y dar seguimiento, es la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente. Su representante, Carlos Flores, advirtió que la obra tenía que paralizarse. Que no estaba legalmente operando. Desde el 29 de marzo se publicó la información. Hoy es 8 de mayo y la obra sigue ahí, invadiendo, sin remediación al medio ambiente. En total impunidad.

Ayer en redes sociales el usuario @Luis8mx en su cuenta de Twitter denunciaba, con fotografías, como se volvieron a violar los sellos de clausura a la obra.

“Sigue invadiendo la playa y #NoSeVale”, señaló el usuario. Un reflejo de que, al ciudadano, tampoco se le olvida.

¿Quién fue el contacto con los empresarios chinos? ¿quién está detrás de este negocio? ¿quién se aprovecha del vacío legal en Bahía de Kino, donde no se sabe quién es dueño de qué terrenos y por qué?

Ahora barcos

La impunidad con la que operó la empresa china para la construcción atrajo a barcos sospechosos este fin de semana en la playa de Bahía de Kino. Pero a una distancia de 150 metros de los turistas que se encontraban en el lugar, estas cinco embarcaciones operaron dejando una estela de peces muertos en las orillas, como hoy lo documenta Proyecto Puente.

¿Qué se necesita que pase en Sonora para atacar y frenar la depredación del medio ambiente? Esto incluye a los casos en las playas de Guaymas, Miramar y San Carlos de particulares y empresarios que levantan cercos y muros que impiden el acceso a bañistas y pescadores a las playas de esos lugares desde el 2007, entre otras actividades.

La vaquita marina

Esto se suma a la depredación de la vaquita marina en el Golfo de Santa Clara y Puerto Peñasco, el tráfico de totoaba, donde se ubica a grupos de chinos amafiados con sonorenses. Ya quedan sólo 30 ejemplares de la vaquita marina. Hemos sido criticados a nivel internacional. No ha ocurrido nada por parar esta actividad, o al menos, lo que se ha hecho hasta hoy no ha funcionado.

Grupo México, el dueño

De Cananea. En este municipio se desarrolla una explotación minera que daña la salud de sus habitantes, su entorno ecológico, sus aguas, la calidad del aire, los desechos tóxicos rumbo al Río Sonora que ya son parte de la comunidad. Esto, aunado a la contaminación ambiental del derrame tóxico desde el 2014 en los 250 kilómetros del río. Todo, bajo la impunidad ambiental en Sonora.

¿Qué esperan las autoridades de todos los niveles para tomarse en serio nuestros problemas ambientales?

Columna tomada de periódico El Imparcial.

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es director de Proyecto Puente, noticiero en Internet. Coordinador de Periodismo de la Universidad Kino. Premio Nacional de Periodismo 2014. Corresponsal nacional de Denise Maerker en Atando Cabos.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *