Proyecto Puente > Opinión > Matar a un periodista, es matar la democracia

Matar a un periodista, es matar la democracia

Imagen: Internet

POR Nelsy Mendoza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

“A los buenos periodistas, los matan”. Nunca olvido esa sentencia de mi profesor de Periodismo y Redacción de la universidad. Aquél día hablábamos de una periodista que decía haber sido amenazada, pero había salvado la vida.

El profesor lo dijo claro: “Cuando te quieren matar, te matan. Es a eso a lo que se exponen si quieren ser periodistas de los buenos, de los que investigan y buscan la verdad”.

A eso se atienen los que se deciden por este oficio, donde la libertad de expresión, al menos en México tiene poca cabida, mucho menos el periodismo analítico, veraz, incisivo que expone a la mafia y al poder (¿o debería decir, la mafia en el poder?).

Sé que este espacio es para expresar mi opinión, pero hoy sí, en el marco de la celebración de la libertad de expresión en México, les dejaré además los hechos que sustentan mi punto de vista: en México no existen garantías para la libertad de expresión ni para informar con libertad y sin censura. Y no existe mayor expresión de esta censura que el silenciamiento definitivo a muchos periodistas, reporteros, fotógrafos, editores, mediante su asesinato o desaparición.

Creo que no exagero cuando digo que ejercer el periodismo en México, y sobre todo en ciertos estados de nuestro país (como Veracruz, Guerrero, Michoacán y Tamaulipas), es plenamente un acto de heroísmo pues se lucha contra la corrupción, la impunidad y la delincuencia organizada.

Según el Índice Mundial de Libertad de Prensa realizado por la asociación de Reporteros sin Fronteras, México y Cuba presentaron las peores condiciones para los periodistas de Latinoamérica (en los lugares 147 y 173 de la lista, respectivamente).

Y es que los periodistas éticos, van más allá de la búsqueda de la nota, saben, que su trabajo de informar, es el cimiento de nada más y nada menos que nuestra democracia, pues es por medio de la libertad de prensa o expresión que las personas y grupos pueden alzar la voz y debatir los temas que interesan a nuestra sociedad.

La libertad de prensa es el medio por el cual reclamamos como ciudadanos a nuestros gobernantes su mal ejercicio en el poder y eso, deberíamos defenderlo hombro con hombro con los que tienen la valiosa labor de informar, de analizar, de investigar y cuestionar el acontecer cotidiano.

De acuerdo con la organización, del año 2000 a la fecha, 104 comunicadores han sido asesinados por algo relacionado con su labor periodística.

La organización independiente de Derechos Humanos, que trabaja para proteger y promover el derecho a la libertad de expresión, también establece que en el 2016 se batió el récord de periodistas asesinados en México, además de que de julio a septiembre de 2016 la organización registró 88 agresiones a periodistas; un promedio de 29.3 ataques al mes, o casi uno por día.

De los 104 casos, solamente tres han obtenido sentencia y los demás siguen en proceso. Uno podría cuestionarse ¿por qué, más de 125 casos en total, a lo largo de 17 años, siguen impunes? Creo que ya sabemos la respuesta.

No, no es al periodismo al que se está hiriendo de muerte. Es a nuestra sociedad. Los periodistas no son los únicos perseguidos, amenazados, torturados y asesinados en este México corrupto. Existen estudiantes, mujeres, niños, ancianos, campesinos, familias, que día a día pagan el precio de una democracia que desfallece en medio de campañas políticas plagadas (de nuevo) de las viejas mentiras contadas de diferente forma.

Las muertes de estos periodistas no deberían ser tan ajenas. Quizás a ti, que cierras los ojos, que no quieres oír la verdad, te da igual. Pero no debería ser así, porque por cada muerte de un buen periodista que cae en la búsqueda de la verdad, se levanta un muro de mentiras, donde no sólo dejará de existir la liberta de prensa, sino la libertad, en absoluto.

Acerca del autor

Nelsy Mendoza Ramírez es comunicóloga con especialidad en Publicidad y Comunicación Organizacional.

Correo Electrónico

nelsymendoza81@yahoo.com.mx

Twitter

@nmmendoza81

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *