La mente despierta hasta las 11:00 a.m. - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sorpréndete > La mente despierta hasta las 11:00 a.m.

La mente despierta hasta las 11:00 a.m.

POR Agencias

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Monterrey.- No es por flojera ni rebeldía… Científicamente está comprobado que tomar clases a las 7:00 horas simplemente no es de universitarios, ya que el momento del día ideal de ellos para aprender es a las 11:00, señala un estudio reciente.

Al analizar el rendimiento cognitivo de un grupo de estudiantes a lo largo del día, una investigación encontró que el mejor aprendizaje ocurrió en clases que comenzaron a esa hora, indica el Observatorio de Innovación Educativa del Tec de Monterrey.

El sitio cita el estudio “Identificando los mejores momentos para el funcionamiento cognitivo usando nuevos métodos: Acoplando los tiempos de la universidad con los de los estudiantes”, que la revista Frontiers in Human Neuroscience publicó hace unos días.

La investigación fue realizada por académicos de la Universidad de Nevada-Reno y de The Open University en Inglaterra utilizando una encuesta con 190 alumnos de esas mismas instituciones, al mismo tiempo que investigaciones previas acerca del sueño, neurociencia y horas de aprendizaje.

“Las horas más avanzadas del día, después de las 11 o las 12 del mediodía son las óptimas”, indica el estudio.

Dado que el patrón de sueño de cada persona es ligeramente diferente, no hay una hora de inicio universal que beneficie a todos, aclara el observatorio.

“Pero el estudio indica que comenzar las clases a las 11:00 o más tarde beneficia al mayor número de estudiantes”.

El sitio indica que este estudio muestra que, si las universidades quieren fomentar un mejor aprendizaje, deben reestructurar sus horarios.

Algunas escuelas ya han comenzado a reestructurar sus horarios. En el 2013, la Academia UCL en Londres se convirtió en la primera escuela de Gran Bretaña en comenzar más tarde su día escolar, dejando que los estudiantes llegaran a las 10 de la mañana con el objetivo de que llegaran a clase “más despiertos”.

Para los investigadores, tradicionalmente las instituciones han tratado de adaptar a los seres humanos a la organización, pero debería ser al revés.

“La investigación sugiere que es más eficiente, productivo y humano alinear los horarios de la organización a los patrones de tiempo de las personas que estudian y trabajan en ellas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS