Proyecto Puente > Opinión > Abrir espacios

Abrir espacios

POR María Elena Carrera

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

No cabe duda, qué importante es el diálogo para construir nuevos escenarios donde parecía que había cero tolerancia a nuevas ideas. La conversación directa, seria, respetuosa y, a veces, ríspida permite dibujar una realidad donde emergen también las coincidencias.

En febrero de este año el Colectivo de Organizaciones de Mujeres, al enterarse que la titular del Ejecutivo había presentado una iniciativa de ley para otorgarle una nueva figura jurídica al Instituto Sonorense de la Mujer (ISM), tomó la decisión de incorporar al análisis y discusión -ante el Congreso del Estado- una iniciativa ciudadana que había estado “guardada” por aproximadamente 20 años.

No es proceso sencillo la construcción de confianza entre autoridades, en este caso Poder Legislativo y organizaciones de la sociedad civil (OSC); de allí habré de partir para contar sólo desde una parte de las integrantes, los pasos hechos para que se arribara a buen puerto en este ejercicio ciudadano.

La conversación se hizo posible, porque la actual titular del ISM así como las diputadas Lisette López y Angélica Payán, presidentas de las comisiones de Gobernación y Puntos Constitucionales e Igualdad de Género respectivamente, en respuesta a una conferencia de prensa donde se expusieron los motivos de inconformidad ante la eventual aprobación de la iniciativa del Ejecutivo de una manera precipitada, buscaron el acercamiento a través de reuniones de trabajo para escuchar las opiniones del Colectivo de Organizaciones de Mujeres.

El documento que fue parte fundamental de estas reuniones fue el análisis comparativo de ambas iniciativas: la del Ejecutivo y el de las OSC. De este estudio, realizado por la Dirección Jurídica del Congreso Local, se destacó que había 60 por ciento de coincidencias entre uno y otro documento.

Esto fue un buen comienzo, detectar artículo por artículo las coincidencias y subrayar aquellas partes del texto que, de plano, establecían una diferencia sustantiva entre una y otra propuesta.

No es el afán de esta colaboración explicar cuáles fueron de manera puntual pero sí señalaré tres aspectos que no eran conciliables: mecanismo de elección o remoción de la titular del ISM, la integración de la Junta de Gobierno del ISM y la conformación de una contraloría ciudadana que permitiera analizar no sólo los presupuestos y su ejercicio transparente, sino también observar los impactos de la política pública hacia las mujeres de Sonora.

Al cabo de algunas reuniones entre las presidentas de las comisiones, la titular del Instituto Sonorense de la Mujer, se incorporó al dialogo el secretario de Gobierno, quien planteó la necesidad de llegar a acuerdos.

Es importante recordar que, tal y como aparece en este momento en el organigrama de la Administración Pública del Estado, el ISM es parte integrante del cuerpo de oficinas que dependen del secretario de Gobierno. En la nueva propuesta, ésta se convertirá en un organismo público descentralizado, lo cual efectivamente, se reconocía, era un avance, pero quedaba por decirlo de alguna manera, desequilibrada, si no se le añadían estas tres consideraciones claves para la operación del ISM.

En esa larga reunión de trabajo entre las organizaciones de mujeres con el secretario de Gobierno, alrededor de casi nueve horas, se discutió, analizó y fueron aceptadas aquellas partes de la iniciativa ciudadana, que, en un principio, se decía, no era posible incorporar.

Para el diálogo, siempre debe haber disposición. Muchos de los posibles conflictos se resolverían si estamos en disposición de escuchar a las partes y es además muy importante ceder, cuando de plano sabemos que hay razones de peso y argumentos necesarios para entender que la posición de “los o las otras” fortalecen el Estado de Derecho y suma para mejorar las políticas públicas, en este caso aquellas destinadas a garantizar la protección y seguridad de las sonorenses.

Acerca del autor

María Elena Carrera es licenciada en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Iztapalapa; experta en temas de seguridad; coordinadora nacional y fundadora de Mujeres y Punto A.C. e integrante del Comité Ciudadano de Evaluación al Desempeño Legislativo.

Correo Electrónico

mariaelena.carrera@hotmail.com

Twitter

@MariaElenaC5

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS