Proyecto Puente > Ciencia > Crea estudiante bioplástico con cáscara de naranja

Crea estudiante bioplástico con cáscara de naranja

POR Agencias

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Ciudad de México.- La estudiante mexicana Giselle Mendoza Rocha, de 19 años, desarrolla un bioplástico cuya elaboración aprovecha la cáscara de naranja.

“Lo que queremos es crear un plástico de origen natural para que el tiempo de degradación sea muy corto.

“Al aprovechar estos residuos orgánicos contribuimos a disminuir las enfermedades respiratorias en zonas cercanas a las empresas jugueras. Si bien una parte se utiliza como composta, mucho desecho se queda ahí, y los gases que producen generan enfermedades respiratorias”, explica la joven originaria de Durango, quien estudia el cuarto semestre de la carrera de Economía.

Al utilizar este desecho, el producto busca sustituir a los derivados del petróleo cuyo mal tratamiento también impacta negativamente al planeta.

Su invento, que busca hacer que la industria del plástico sea amigable con el ambiente, le ha valido ser invitada a ferias empresariales en Madrid y Austin para dar a conocer su proyecto de negocio.

Este fin de semana, Giselle presentó su desarrollo tecnológico a inversionistas en la Universidad de Berkeley, en California, como parte del programa Innovation for Equality, que seleccionó a 15 jóvenes de América Latina y Estados Unidos para recibir capacitación en sus respectivos modelos de negocios sociales.

Para Giselle, becada al 100 por ciento en el Tec de Monterrey por el programa Líderes del Mañana, no hay edad para entrar al mundo de los negocios, menos para quienes persiguen un impacto social.

Emprender, dice, es una forma de combatir la problemática social y de pobreza que vive el País.

El desarrollo de este bioplástico es la primera innovación de Geco, empresa que comenzó a diseñar desde su primer semestre en la carrera y por la que, en marzo pasado, recibió el Premio Mujer Tec en la categoría de Emprendimiento.

Los otros socios de Geco son la biotecnóloga Marlenne Perales García y Allison Ferman Reyes, también estudiante del Tec de Monterrey, quien junto con Giselle se encarga de la parte del modelo de negocios y la búsqueda de inversionistas.

“Hacen falta muchos jóvenes que se interesen en problemáticas actuales para realizar emprendimientos”, advierte.

El bioplástico también podría utilizarse para sanar lesiones causadas por quemaduras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS