Proyecto Puente > Tecnología > Mexicano trabaja en el equipo de HoloLens de Microsoft

Mexicano trabaja en el equipo de HoloLens de Microsoft

POR Agencias

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Ciudad de México.- Cuando Rafael Díaz ganó la olimpiada de conocimiento en sexto de primaria, no imaginó que éste sería el primero de múltiples logros que lo llevarían a trabajar en el equipo de HoloLens HoloLens HoloLens HoloLens de Microsoft, en Redmond, Washington.

El ingeniero, originario de la colonia Guerrero en la Ciudad de México, descubrió su gusto por el aprendizaje gracias a su mamá y a su maestra Rocío, quienes lo acercaron a las matemáticas y lo ayudaron a concentrarse en sus estudios.

“La Guerrero es un poco peligrosa y mis compañeros se perdían en las calles, era un ambiente vulnerable. Después estudié en la Secundaria Anexa, por el metro San Rafael, era pública y la mejor de México, y al mismo tiempo empecé a trabajar como mensajero, entregaba cosas en Iztapalapa, Indios Verdes y en la Obrera”, explicó Díaz, ingeniero de Microsoft.

“También trabajé en Burger King y en Costco, donde estudiaba y resolvía problemas en los ratos libres. Mi reflexión en esa época fue que mi futuro no iba a escalar si una cuarta parte de mi vida la pasaba obteniendo dinero y haciendo cosas que no servían para lo que yo quería al final”

Díaz comenzó a participar en concursos de matemáticas y obtuvo el primer lugar de la Olimpiada Nacional de Matemáticas. Sus triunfos se replicaron en la preparatoria y, tras graduarse, inició la carrera de Matemáticas en la Facultad de Ciencias de la UNAM y de Ciencias de la Computación en el Tecnológico de Monterrey, donde tuvo lugar una plática de Microsoft que le cambió la vida.

“Yo ni iba a entrar a la conferencia porque no pensé que podrían interesarse en mi, pero saliendo de ahí armé un currículum rapidísimo y lo envíe para hacer una pasantía. Empecé a pasar las entrevistas en español, pero la última fue en inglés y yo solo había hablado inglés en una entrevista de Procter & Gamble y me fue terrible”, explicó el ingeniero.

Aún con conocimiento limitado del idioma inglés, Díaz consiguió la posición en Microsoft y se fue a Redmond. La experiencia fue difícil, no por el aspecto tecnológico del trabajo, sino por los problemas de comunicación, pues sólo comprendía los términos tecnológicos en inglés gracias a que había leído mucho al respecto.

Al terminar la pasantía, trabajó en Appian por tres años, donde el idioma no fue impedimento para convertirse en ingeniero senior. Sus jefes lo recomendaban por su talento en programación, aún cuando era difícil hablar con él, y tras varios años, Díaz consiguió un mejor manejo del idioma.

“De ahí regresé a Microsoft para trabajar en One Drive. Después entré al proyecto de HoloLens y aunque hay más mexicanos en la empresa, soy el único en mi equipo, que es el encargado de Shell, el sistema que administra todos los hologramas: cuando seleccionas un holograma, nuestro código lo abre y lo pega a la pared”

Con el apoyo de Microsoft, Díaz estudia la maestría en desarrollo de videojuegos, aprendizaje que le gustaría aplicar tanto en el proyecto de Hololense, donde trabaja al lado de artistas, como en futuros proyectos de la industria de videojuegos. Además, junto con expertos de Microsoft y de Google, busca impulsar el aprendizaje en matemáticas.

“Omega Up es una plataforma creada por cuatro empleados de Microsoft y tres de Google, ahí se lleva a cabo la olimpiada de matemáticas más grande de México a nivel bachillerato. Llevamos 7 años escribiendo código libre para que los niños aprendan y tengan un espacio en donde aplicar su educación”, aseguró Díaz.

“El estudiante con el mayor puntaje gana una entrevista uno a uno con un ingeniero latinoamericano que trabaje en la industria y lo contactamos con un mentor. Yo hablé con un chavo de Guanajuato; también damos videoconferencias con las escuelas mejor calificadas, tuve la oportunidad de ir a una escuela en Uriangato, Guanajuato, y fue una de las experiencias más gratificantes de mi vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS