¿Cuánto valen los bomberos en México? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > ¿Cuánto valen los bomberos en México?

¿Cuánto valen los bomberos en México?

POR David Figueroa Ortega

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

¿Qué tanto valora usted su patrimonio o su vida misma y la de su familia? Ahora pongámoslo todo junto, incluso el patrimonio y la vida de posibles terceros afectados por un lamentable evento como un incendio. Eso es lo que vale el trabajo de los bomberos aquí y en cualquier lugar del mundo.

Son los héroes de carne y hueso, el ejemplo y admiración de niños y jóvenes; sin embargo, la “H” que antecede a la corporación como “Heroico Cuerpo de Bomberos” dista mucho de ser valorada y respetada en términos institucionales.

El de la Ciudad de México es el único contrato colectivo que existe en toda la nación para quienes realizan esta importante labor de seguridad pública, es el único Cuerpo de Bomberos que cuenta con ley propia y patrimonio propio.

Hace algunos meses se dio a conocer que recibieron más de 400 millones de pesos en equipamiento y prestaciones sociales gracias a la gestión del mismo gobierno con empresarios e iniciativa privada. Ellos ofrecen alrededor de 60 mil servicios al año en la capital del país.

El 22 de agosto de 1873 se fundó el primer Cuerpo de Bomberos del país en el puerto de Veracruz y en 1951 se le otorgó el carácter de “Heroico” por decreto presidencial.

Son los ‘apagafuegos’, pero también atienden emergencias sumamente importantes de seguridad como accidentes por sustancias peligrosas, inundaciones, cortos circuitos y son auxiliares en accidentes automovilísticos. Ellos salvan vidas humanas y de animales por igual en un momento dado.

A mediados del año pasado más de 14 mil bomberos integrados en la Asociación Mexicana de Jefes de Bomberos pidieron a los legisladores reformas para mejorar sus condiciones laborales.

En reunión de trabajo con diputados de la Comisión de Protección Civil, Adolfo Benavente Duque, presidente de la asociación aseguró que los bomberos mexicanos son los peores de América Latina, pero no en conocimiento ni en técnicas, sino en equipamiento, sueldo, prestaciones y seguridad para sus familias.

La petición fue simple y profunda: enmendar el Artículo 115 Constitucional para obligar a los municipios y estados a proporcionar este servicio al a comunidad, con ello el gobierno por fin destinará un presupuesto fijo y funcional como parte de la seguridad.

Propusieron crear el Servicio Nacional de Bomberos para darles certeza y seguridad jurídica como organismo, así como seguridad económica y social a sus familias.

Y es que resulta que de 496 cuerpos de bomberos que atienden esta importante necesidad en nuestro país, 318 son asociaciones civiles que en su momento surgieron de la iniciativa ciudadana o privada de manera voluntaria por la necesidad y omisión de las autoridades.

Para darnos una idea, de 14 mil 251 bomberos en la República Mexicana, 4 mil 524 son voluntarios; 3 mil 900 reciben sueldo de particulares que apoyan la causa; y sólo 5 mil 700 reciben un salario de las autoridades ya sea municipales o estatales.

Todos arriesgan su vida de igual forma, todos son padres, esposos, hijos y hermanos. Es la profesión con mayor vocación sin duda alguna si lo ponemos en términos reales.

Pues esto mismo que se pidió el año pasado a legisladores a nivel nacional, es lo que piden aquí en Hermosillo nuestros elementos de bomberos, la pregunta es si merecen estar ahí manifestándose día y noche frente a Palacio Municipal tras la labor que realizan.

A decir de ellos mismos, en nuestra ciudad hay 90 elementos de Bomberos y sólo 50 por ciento recibe un salario, y sus prestaciones y seguridad social son igual a las de un trabajador administrativo como las secretarias o auxiliares de oficina, cuando su tarea es de alto riesgo igual que la de un policía.

No cabe duda que hay una gran deuda de justicia con este sector y la sociedad en conjunto, a la que estos hombres y mujeres dedican su vida, debe responderles de manera solidaria. Si ellos hacen más allá de lo posible, el gobierno debe al menos atender sus peticiones.

Cualquier alcalde o legislador que represente a sus ciudadanos, debe encabezar la lucha de justicia de nuestro H. Cuerpo de Bomberos ante las instancias necesarias.

Cuando pase por el Bulevar Hidalgo y los vea ahí en su manifestación, sólo recuerde que ellos no han abandonado su trabajo, desde ahí están preparados -como siempre- para salir al auxilio de los ciudadanos, sobre todo en época vacacional como la que hoy vivimos.

Acerca del autor

David Figueroa Ortega es empresario, Excónsul de México en Los Ángeles y San José California; Exdiputado Federal; Exalcalde de Agua Prieta; Exdirigente del PAN en Sonora.

Correo Electrónico

davidfigueroao@me.com

Twitter

@DavidFigueroaO

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *