Proyecto Puente > Opinión > Tata Cárdenas, mi general

Tata Cárdenas, mi general

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

“Tata Cárdenas” así lo llamaron las mujeres y los hombres michoacanos, los más pobres, los purépechas, los desprotegidos, los olvidados, los indios de ardiente te quiero y corazón danzante; los indios michoacanos llamaron “Tata Cárdenas” a Lázaro Cárdenas del Río.

A 79 años de la expropiación petrolera, los amorfos políticos sonorenses en sus propias palabras refuerzan su espíritu entreguista, cual traidores vende patrias anuncian la ampliación y operación de empresas mineras extranjeras en el estado de Sonora.

“Todos los canadienses en especial que tienen la gran inversión en Sonora están muy activos e interesados en seguir participando, se sienten seguros, confiados en el nuevo gobierno y lógicamente continuarán con las inversiones” fueron las declaraciones del secretario de Economía en el estado de Sonora Jorge Vidal Ahumada, el pasado 12 de marzo.

La confianza de las empresas canadienses en las autoridades mexicanas no está en tela de juicio, a través de sus distintas instancias las autoridades mexicanas han sido omisas frente a los atropellos laborales que sufren los trabajadores mineros en nuestro país.

Las autoridades mexicanas han mantenido el compás de la indiferencia en Pasta de Conchos, donde el gobierno no permitió el acceso a la mina para que los investigadores dieran certidumbre a los motivos de la explosión.

En Coahuila han sido verdaderos cómplices, en aquel estado los pozos de extracción de carbón han acumulado decenas de muertos y a la fecha se siguen explotando sin intervención de la autoridad, niños jóvenes y adultos mueren a diario víctimas de la falta de regulación y supervisión en la extracción del carbón.

En Cananea las autoridades son partícipes de la impunidad, el derrame de tóxicos en el Río Sonora ha dejado daños irreparables para los habitantes de la zona, apenas sanciones menores para la empresa dibujan un castigo claramente fingido.

La gobernadora Claudia Pavlovich, dijo que la inversión en ampliación de operación en infraestructura de 12 empresas mineras es el reflejo de la confianza y certidumbre jurídica que brinda el gobierno del Estado.

Sí, Grupo México recibirá la confianza, certidumbre y el apoyo del gobierno del Estado para ampliar operaciones y continuar su oscura marcha operativa en Cananea.

En 1938 Cárdenas del Río retiró los permisos de explotación de suelo petrolero a extranjeros que violentaban los derechos laborales de sus trabajadores, convocó al país y pagó una deuda millonaria por la cancelación de los permisos.

En Sonora, la reproducción de políticas rancias cual medidas porfiristas de 1901, como la exención de impuestos a quienes impunemente y en aras de la generación de empleo han violentado las normas de respeto al medio ambiente y a sus habitantes, es en mi opinión, es el reflejo fiel de una gobernante que a muy temprana edad comprometió su futuro político con una clase pudiente y socialmente recomendable, llena de prejuicios y voluntades millonarias que venden y compran la dignidad.

En 1936 Lázaro Cárdenas del Río a través de la Reforma Agraria repartió 18 millones de hectáreas de tierra a comunidades de todo el país. Instrumentó programas de apoyo y capacitación para que se trabajaran y así rescatar al país de la ruina económica en la que se encontraba.

En Sonora, las tierras yaquis y otras más son la ambición de capitales millonarios, han penetrado las comunidades indígenas con el objeto de despojarlos de sus bienes, en contubernio con los gobiernos se mantienen al asecho de sus tierras.

“Con el impulso a las mineras queremos que Sonora se convierta en proveedora de bienes, servicios y mano de obra” dijeron en la rueda de prensa los del gobierno del Estado, mientras daban la renovada bienvenida a las mineras.

¿Acaso 30 años de concesión a particulares no ha sido tiempo suficiente para demostrar su interés de proveer bienes, servicios y mano de obra a las comunidades locales?

Mientras que 1940, al término del período presidencial de Lázaro Cárdenas del Río, el número de escuelas en el país se había duplicado y la educación pública, laica y gratuita respondía en los hechos a las necesidades de millones de niñas y niños mexicanos, en Sonora en 2017 la educación impartida por el estado es reprobatoria en las distintas escalas de medición nacional.

Me pregunto, quienes promueven a estas mineras ¿estarían dispuestos a bañar a sus hijos en las aguas de los ríos contaminados por Grupo México? ¿despojarían a sus padres y a sus madres de sus viviendas? ¿Tendrán a sus hijos en escuelas públicas, laicas y gratuitas?

En fin. No extraña entonces que, en manos del priismo traidor a los motivos revolucionarios, el gobierno estatal entregue la riqueza de los sonorenses a las mineras canadienses, no extraña tampoco el despojo de tierras a la tribu yaqui, no extraña que el gobierno cese maestros en aras de la Reforma Educativa, menos extraña aún que alejados de todo principio de honorabilidad, mantengan un inculto secretario de Educación en el Estado.

Tata Cárdenas lo llamaron, el apelativo que entre los indios significa “gran señor”. Lázaro Cárdenas del Río el hombre de probidad moral que la historia de México recoge para irremediablemente reconocer en él al general revolucionario que dio prosperidad económica y social a la República.

Heredó a los mexicanos el reparto de tierra a través de la Reforma Agraria, combatió el latifundismo, nacionalizó el ferrocarril, nacionalizó el petróleo e impulsó la educación en todos los niveles de enseñanza.

18 de marzo, conmemoramos la expropiación petrolera. MI GENERAL.

Acerca del autor

María Dolores Rodríguez Tepezano es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora; pasante de maestría en Educación por la Universidad Pedagógica Nacional; promotora en Gestión Cultural por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; fundadora de la Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales.

Correo Electrónico

mariadolores_tepezano@hotmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS