Proyecto Puente > Entretenimiento > Festejan a ritmo de los clásicos en el Vive Latino 2017

Festejan a ritmo de los clásicos en el Vive Latino 2017

POR Agencias

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Ciudad de México.- Dos días con jornadas de 12 horas y más de 80 artistas en escena no fueron suficientes para festejar la mayoría de edad del Vive Latino.

Bastaba darse una vuelta unos breves minutos por cualquiera de los escenarios para notar que los fans tenían sed de más.

Cerveza, mariguana, mezcal, tachas… hubo un buffet lisérgico para aguantar la jornada festivalera, pero fueron la música y la nostalgia lo que más éxtasis provocó en las 160 mil personas que atascaron el Foro Sol este fin de semana.

Al igual que el sábado, el domingo destacó por reunir a una gran cantidad de rucos que se sentían chavos, con chela en mano, bailando como desenfrenados y escondiendo sus canas entre gorras y sombreros, todo con tal de rememorar sus recuerdos de artistas llamados ahora clásicos, que gozaron en discos de vinilo y cassette.

Hombres G, Enanitos Verdes, Liran’ Roll y Rancid, entre otros, demostraron que nunca es tarde para estar en un Vive Latino.

“Estamos encantados de veros otra vez y estar en nuestra segunda casa, que es México. Sólo espero que, como siempre, nos la pasemos de puta madre”, gritó David Summers, vocalista de Hombres G, al arrancar su participación en el Escenario Indio.

El ambiente, inmejorable: parejitas que retozaban y se daban cariño en el área de “El Parque”, niños que se divertían en los juegos mecánicos y grupos de amigos bailando por todos los rincones éxitos como “Venezia”, “Sufre Mamón” y “Lo Noto”, mismas que dejaron “Temblando” a la mayoría de las 80 mil personas que asistieron este domingo.

A diferencia del sábado, donde dominaron ritmos como el hip-hop y el ska, el domingo el suelo del Vive Latino se raspó con bailes de danzón, gracias a la Sonora Santanera, se sacudió con sonidos afroantillanos, se pintó de rockabilly y más hacia el final, se prendió con música electrónica.

Esta gama de géneros refrendó la diversidad que caracteriza al festival: público de diversas edades, orientaciones sexuales, estratos socioeconómicos y color de piel. Cada alma se hermanó por unas horas en esta orgía sonora que cumplió 18 años.

Mon Laferte y su invitado de lujo, Juanes, sacudieron melenas con su sencillo “Amárrame” y Julieta Venegas aderezó con “Limón y Sal” un recital que incluyó un breve homenaje a Juan Gabriel e hizo las delicias de la audiencia femenina.

Para cuando Zoé apareció en el Escenario Indio, a las 22:00 horas (con algunas fallas de sonido), el festejo ya pintaba para cerrar de forma memorable: “10 AM”, “Arrollo de Estrellas” y “Fin de Semana” musicalizaron las vomitadas en el camino, el aroma a mariguana en el ambiente y la noción de que el Vive finalmente ya es un evento adulto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS