Proyecto Puente > Ciencia > Hallan implante dental en osamenta maya

Hallan implante dental en osamenta maya

POR Agencias

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Ciudad de México.- Investigadores de la Universidad Autónoma de México (UNAM) encontraron un implante dental de jadeíta en una osamenta femenina que presuntamente es de ascendencia maya.

El descubrimiento ocurrió tras el estudio a un esqueleto hallado en 2014 en la comunidad mexiquense de Tlailotlacan, en Teotihuacán, que se estima que vivió entre los años 570 y 660 d.C.

De acuerdo con la UNAM, la prótesis dental de jadeíta fue localizada en uno de los incisivos centrales inferiores, lo que apunta que durante esa época ya se desarrollaban tratamientos terapéuticos dentales.

Verónica Ortega, arqueóloga de la zona de Teotihuacán, indicó que es un hallazgo único.

Según el reporte, lo osamenta de la mujer, que tenía entre 35 y 40 años al momento de su deceso, también presentaba modificaciones dentales en los incisivos centrales superiores, con incrustaciones de pirita.

Para ello, según los arqueólogos, se requirió de un taladrado en el esmalte, una técnica reportada principalmente en la zona maya de Petén, en Guatemala.

Además, presenta una deformación intencional del cráneo (modificación cefálica intencional de tipo tabular con compresión frontal-occipital en nuca), que no es común en la población teotihuacana.

La UNAM refiere que la mujer perteneció a una clase élite, debido a los objetos de valor con los que fue sepultada, incluidas piezas de cerámica.

Para determinar su temporalidad, los investigadores del Servicio Arqueomagnético Nacional analizaron las magnetizaciones termoremanentes, adquiridas por los minerales magnéticos (magnetita y hematita) presentes en la cerámica durante el enfriamiento de las vasijas luego de su fabricación o última utilización.

Desde 2008 se han excavado ocho conjuntos arquitectónicos en Tlailotlacan, que forman parte de un vecindario en el que convivían diferentes familias que compartían el espacio doméstico.

En el subsuelo de la mayoría de las habitaciones había tumbas, y en una de ellas se localizó el Entierro 13, donde se encontró la osamenta con los implantes dentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS