Proyecto Puente > México > Despiden a diez comandantes y custodios por fuga en penal de Sinaloa

Despiden a diez comandantes y custodios por fuga en penal de Sinaloa

POR Internet

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

La evasión de cinco internos del Centro Penitenciario de Aguaruto ocasionó el despido de 10 comandantes y custodios que trabajaban dentro de él, siendo Víctor Flores el primero en ser suspendido de su cargo como encargado del despacho del reclusorio.

El gobierno del Estado dio a conocer mediante un comunicado esta información sin dar a conocer los nombres del resto de los implicados, argumentando que esta acción se realizó como medida inmediata luego de la fuga de los capos sinaloenses, quienes el jueves emprendieron su abandono del lugar.

El secretario de Seguridad Pública del estado, Genaro Robles Casillas, anunció que la infraestructura de la prisión facilitó que se diera la salida de los internos debido a que no cuenta con la suficiente seguridad para mantener a reos de alta peligrosidad.

Como parte de la investigación, las autoridades buscaron contactar a José Mauro Murillo Bustillos, jefe de custodios, quien estuvo a la espera de reunirse durante la tarde del jueves y la mañana de ayer, pero este no se apareció, ya que como responsable de los celadores debió haber auxiliado durante la revisión, así como presentar su declaración.

Condiciones

Juan José Esparragoza Monzón, alias el Azulito o el Negro, no se encontraba detenido en uno de los módulos, sino en un área especial que no contaba con las medidas de seguridad suficientes debido a que aún no estaba siendo procesado penalmente, a comparación del resto de los delincuentes prófugos de la justicia que tenían ya destinado un lugar para cumplir su sentencia.

De manera contundente el funcionario estatal evidenció el mal estado en el que se encuentran las cárceles del estado, por lo que como prioridad tendrán que tomar el control de las penitenciarías e internos en el estado, así como mejorar la seguridad e infraestructura de los penales, siendo este motivo lo que facilitó la fuga de los cinco miembros del Cártel de Sinaloa, quienes se ampararon para ser llevados a una cárcel federal, incluso evitar la extradición a los Estados Unidos, así lo informó la Secretaría de Seguridad. Asimismo, añadió que, en Culiacán, de los 2 mil 400 internos, un total de 500 cuenta con una orden federal, y solo 97 son considerados de alta peligrosidad, quienes están en proceso de que puedan ser llevados a otros centros para ser procesados y cumplir con su condena.

Fue el pasado 19 de enero cuando la Secretaría solicitó a la federación la extradición de los reclusos de alta peligrosidad a cárceles federales.

Dentro de la línea de investigación las autoridades determinan que existió complicidad entre internos y celadores, por lo que han puesto a disposición de la Fiscalía del Estado y la Procuraduría General de Justicia los videos en los que aseguran haber visto a dos de los prófugos durante la mañana del jueves recorriendo las instalaciones del lugar, y así sean estas instancias quienes hagan la determinación de responsabilidades: «Por eso los reos estaban aquí, porque un juez federal los amparó», explicó el funcionario.

Sin información

Al cuestionar al secretario de Seguridad sobre la manera en la que se dio la fuga, este respondió que todavía no contaban con la información de cómo había ocurrido el evento.

Sin embargo, en su defensa el subsecretario de Seguridad, Cristóbal Castañeda, expuso que siguen desconociendo el lugar por donde los reos salieron del penal, ya que tienen distintas versiones. Una de ellas es que pudieron haber salido por la puerta principal, así como que ingresaron camionetas a las instalaciones del penal, asegurando que fue la PGR quien les solicitó emitir esta información para no desvirtuar el proceso de investigación que están realizando.

Tras una llamada a la línea de emergencias 911 a la 13:30 horas del jueves fue como las autoridades se dieron cuenta de que el hijo del Azul se había fugado, por lo que al ser un día de visita donde había familias y niños dentro del penal no les permitió actuar de inmediato para realizar la revisión, pues por seguridad tuvieron que evacuarlos y así evitar un motín, argumentaron los funcionarios.

Cuatro horas después del reporte se pudo hacer la confirmación de la fuga, ya que, a pesar de ser capos peligrosos, desconocían en lugar en el que se encontraban.

Explicaron que estos reos podían estar desplazándose de un módulo a otro, de tal forma que más tarde la autoridad se percató de que no había sido un solo prófugo, sino cuatro más.

Al cuestionar al secretario Genaro Robles sobre si este evento requiere de la renuncia a su cargo, respondió que no tendría que hacerlo, ya que está realizando su trabajo arduamente para poder presentar resultados.

Asimismo, expuso que ante su llegada al estado para estar al frente de la seguridad de Sinaloa se dedicó a que no fueran solo los policías de las distintas corporaciones quienes se capacitaran, sino que también esta oportunidad se les brindó a los custodios del penal de Aguaruto, acudiendo de primera instancia un total de 60 celadores al estado de Tlaxcala, quienes habían sido los únicos que aprobaron el examen de control y confianza de un total de 300 personas que se encargan del orden en el Centro de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito.

Para evitar que suceda otra fuga de un interno en una de las cárceles del estado, las autoridades se comprometieron en reforzar la seguridad, empezando primero por la rotación de los custodios, y con esto evitar que permanezcan mucho tiempo en las mismas áreas y que les permita tener compromisos con los internos.

El fiscal del estado, Juan José Ríos Estavillo, dio a conocer que están haciendo las diligencias e investigaciones que la PGR les solicita ante la fuga de los prófugos de la justicia, ya que, en este caso, al ser de orden federal, solo les corresponde coadyuvar con el proceso de investigación. Como apoyo, la Fiscalía solicitó a la Policía Ministerial que acudieran al penal efectivos para que colaboraran con las revisiones y lo necesario para determinar de qué forma se dio la fuga.

Asimismo, Ríos Estavillo externó que buscarán trabajar en materia de derechos humanos en este tipo de eventos para evitar que se violenten los derechos de los inocentes.

No disponible

Ayer por la mañana este medio buscó una entrevista con el encargado de despacho del Centro de las Consecuencias Jurídicas del Delito, el subdirector Víctor Manuel Flores, pero no accedió, pues se informó que estaban por empezar una revisión. Más tarde se confirmó su destitución y la de otros 10 comandantes y custodios de la cadena de mando a raíz de la evasión de cinco operadores del Cártel de Sinaloa.

Tomado de debate.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *