Proyecto Puente > Salud > Cuidado con las pastillas para dormir

Cuidado con las pastillas para dormir

POR Alfonso Lopez Perez

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Ciudad de México.- La costumbre cotidiana de tomar una pastilla para dormir, lejos de ayudarle a conciliar el sueño, puede acentuarle los problemas de insomnio, asegura Ulises Jiménez Correa, responsable de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM.

Las pastillas o el consumo de medicamentos para dormir, explicó, pueden solucionar problemas de insomnio una vez, pero cuando se utilizan frecuentemente modifican la arquitectura del sueño de manera que incrementan los periodos de sueño ligero y disminuyen los de sueño profundo.

“Hay que evitar la automedicación. En México tenemos problemas porque la gente pide prestado medicamento para dormir y es común escucharles decir ‘¿Me regalas una pastilla de las que te dan para dormir?’ o ‘Voy a tomarme una pastilla para dormir’ y eso lo que nos está generando en las personas son problemas de insomnio ahora por esa dependencia a un uso inadecuado de medicamentos”, apuntó.

En conferencia de prensa con motivo del Día Mundial del Sueño, a conmemorarse este viernes, el especialista destacó que ante problemas de insomnio lo mejor es que el paciente acuda a una Clínica del Sueño.

Si bien el insomnio es algo complicado para quienes lo padecen, abundó, algunos pacientes consumen medicamentos de manera continua sin saber que en realidad esta práctica es perjudicial y, en caso de requerirlos, no deben consumirlos por un periodo de más de dos meses.

“El diagnóstico es importante porque si no hay una condición especial en el paciente, tampoco se recomienda el uso de medicamentos para dormir más de dos meses de manera continua”, añadió.

De acuerdo con Viridiana Valdés Pineda, otorrinolaringóloga de la Clínica del Sueño de la UNAM, los trastornos del sueño son muy comunes entre la población.

La falta de sueño durante periodos prolongados, más de 48 horas continuas, puede producir alucinaciones visuales o auditivas, alteraciones en la conciencia, llegar al coma o incluso la muerte.

Los pacientes con enfermedades cerebrales pueden presentar males como el insomnio fatal familiar, un padecimiento que se caracteriza porque las personas no pueden dormir durante varias semanas y pueden llegar a la muerte porque comienza a fallar su funcionamiento cerebral.

Las personas que trabajan de noche y que tratan de dormir algunas horas durante el día, continuó, también tienen mala calidad del sueño.

“Se recomienda que los adultos duerman entre cinco y seis horas por noche. Después de los 65 años es cuando empieza a disminuir el tiempo de sueño. Aunque también hay personas que pueden dormir hasta ocho horas continuas pero en otras personas va disminuyendo el sueño profundo”, añadió Valdés.

Para tener una buena higiene del sueño, los especialistas recomendaron tener horarios establecidos para dormir durante la noche y respetarlos, así como evitar el contacto con dispositivos móviles al menos una hora antes de dormir y no hacer ejercicio en horario nocturno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS