"El arte es necesario": LaChapelle - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Entretenimiento > “El arte es necesario”: LaChapelle

“El arte es necesario”: LaChapelle

POR Agencias

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Ciudad de México.- Hace más de 10 años, David LaChapelle se mudó a Hawaii, alejándose de la agitada vida de celebridad que llevaba en California. Su entorno ahora se convirtió en naturaleza, selva; en un lugar un tanto aislado.

El cambio de ambiente lo inspiró para trabajar varias series fotográficas alejadas de la publicidad y la moda, ámbitos en los que se hizo famoso. Si bien utiliza la misma técnica, ya no está vendiendo nada.

“Ahora tengo completa libertad de hacer lo que quiera”, dice en entrevista desde Londres.

LaChapelle estrenará este 30 de marzo en el Instituto Cultural Cabañas las series en las que ha trabajado en la última década, que no han sido mostradas al público.

Al fotógrafo se le dificulta explicar de qué se tratan las nuevas composiciones. Habla de paraíso, de naturaleza, del hombre mezclado con ésta. Dice que no es bueno con las palabras porque es una persona visual. Además, prefiere que el espectador le dé su propia interpretación.

“Lo que hice en el plano comercial fue sólo la fase de calentamiento para llegar a esto”, agrega LaChapelle.

Las series New World y Lost&Found -esta última también es un libro que saldrá este año- guiñan con los pasajes religiosos, incluyendo a Cristo.

“Creo que es importante que estas obras salgan a la luz porque, en momentos de oscuridad como éste, el arte es necesario.

“Están pasando tantas cosas que nos confunden, nos asustan; siento que los artistas tenemos la obligación, al menos yo tengo el deseo, de hacer imágenes que toquen a la gente, que la inspire”, dice.

Su trabajo en publicidad es la forma en que puede ser autónomo. En esta época en que las becas son difíciles y los mecenas escasean, LaChapelle encontró esta forma para financiar su obra sin fines comerciales.

Sin embargo, sabe bien que los alcances de los comerciales son más amplios que las salas de una galería o un museo, por eso no dudó en realizar un comercial sobre un muro en otoño pasado, dice, como respuesta directa a las propuestas de Donald Trump. “Make love not walls”, se llama.

“Quería mostrar solidaridad con la gente, que los mexicanos entiendan que ésta es una persona loca que no habla por todos los estadounidenses”, explica.

“Hay otras personas, otras voces. Él no representa a todos”, agrega el fotógrafo.

Con modelos atractivos, que combinan el look urbano con pasos de ballet, el grupo que aparece en pantalla primero convive separado por un muro, pero luego logra derribarlo y entrar a un espacio de aceptación y tolerancia a la diversidad.

La exposición estará hasta el 30 de julio en el Cabañas. Viajará a otras ciudades, pero no compartió por ahora los siguientes destinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS