Proyecto Puente > Opinión > El futuro de las mujeres está en nuestras manos

El futuro de las mujeres está en nuestras manos

POR Nelsy Mendoza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

“…Y en la calle codo a codo, somos mucho más que dos”: Mario Benedetti

Increíble que, siendo mujer, me encuentre aquí no sabiendo qué decir al respecto. Y es que hay tanto que decir de las mujeres. Cerca de la fecha en la que se celebra el Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) es muy probable que nos veamos convertidas en estadística. No busco demeritarlo. Pero la estadística es solamente una cara de la información a la que siempre se le da más peso, por ser más objetiva que la parte cualitativa.

En este día, veremos inundadas las redes sociales y el WhatsApp de felicitaciones, de orgullo femenino y buenos deseos. Tampoco faltarán los memes, lo sé. Lo que quisiera que tampoco faltara es la reflexión, porque hay muchas mujeres que son invisibles y de cuya condición nos olvidamos.

No digo que no celebremos. Las mujeres de generaciones pasadas y presente hemos luchado mucho y existen muchos logros dignos de ser reconocidos en nuestra sociedad. Existen espacios que ya no son únicamente para los hombres, desde distintas trincheras hemos ganado que se reconozcan nuestros derechos (algunos al menos) y el mundo empieza a girar de otra manera, gracias al toque femenino.

Sin embargo, hay países, ciudades y hogares, donde no es así. Hay mentes donde todavía el mundo no ha cambiado a favor de las mujeres. Cuando pienses en tu condición de mujer, en lo que tienes y en lo que no, te pido que pienses en aquellas mujeres que viven en peores condiciones que las nuestras. Si eres hombre quisiera invitarte a que continúes siendo nuestro aliado y que, si no lo eres, recuerdes que no pedimos algo que no merezcamos. Simplemente la oportunidad de contar con los mismos derechos y obligaciones que tú.

No pretendo que sientas que como mujer tienes sobre tu espalda la enorme carga de cambiar el mundo. Sé que con nuestra carga cotidiana es más que suficiente. Solamente te pido que empieces como yo, a cambiar día con día tu manera de pensar con respecto a lo que somos y debemos ser. Es difícil. Durante generaciones y generaciones nos han puesto un límite, un molde y un camino. Yo muchas veces me encuentro tratando de encajar en lugar de intentar romper ese molde que nos hace menos, cuando las mujeres, como los hombres, estamos destinadas a lograr grandes cosas. El cielo es el límite, pero para llegar a él, las mujeres tenemos que romper un techo de cristal. Y algunas lo han hecho ya.

Por si esto fuera poco, tenemos en nuestras manos la formación de las mentes que mañana impulsarán el mundo. Muchas veces al educar a mis hijas, me he encontrado activando mi “sistema de alarma machista”, cuando estoy a punto de inculcarles un prejuicio sobre su condición de mujeres. Es difícil “cambiarse el chip”, pero es necesario hacerles saber a estas niñas que pueden lograrlo todo, que pueden hacerlo todo. Que se merecen ser amadas, respetadas, impulsar sus sueños hacia donde el corazón les dicte, rompiendo paradigmas, miedos e ideas preconcebidas. No quiero decirles “Hasta aquí llegaste” sino “Tú podrías llegar ahí, si luchas por ello”.

Me precio de tener a un hombre a mi lado, que fomenta en nuestras hijas las mejores cualidades, que les da confianza y seguridad, que les enseña a afrontar sus miedos. No somos feministas, ni machistas, sólo dos personas que aman a sus hijas y que desean que el mundo sea un mejor lugar para ellas y por ellas.

Como ven, no intento cambiar el mundo, sólo intento ser una mejor persona para poder aportar un cambio en la forma de pensar entre la gente que tengo en mi entorno. Creo que en ésta sociedad estamos cada vez más conscientes de las desigualdades que hay entre niños y niñas, pero hace falta trabajar más al respecto, sobre todo desde casa. No lo olvidemos, de nosotros depende que algún día esa brecha sea más estrecha para que el futuro sea construido no sólo por grandes hombres, sino también, por grandes mujeres.

Acerca del autor

Nelsy Mendoza Ramírez es comunicóloga con especialidad en Publicidad y Comunicación Organizacional.

Correo Electrónico

nelsymendoza81@yahoo.com.mx

Twitter

@nmmendoza81

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS