Proyecto Puente > Opinión > ¿Quién pagará la incompetencia de alumbrado público en Hermosillo?

¿Quién pagará la incompetencia de alumbrado público en Hermosillo?

POR Luis Alberto Medina

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Sólo en los países escandinavos: Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia e Islandia el estado bienestar sigue vigente o intacto. Se trata de un modelo donde el Estado, la autoridad, es quien provee de excelentes servicios de salud, educación y seguridad social. Donde la tasa de impuestos es muy alta porque sus pagos se van a cubrir la mayoría de las demandas ciudadanas en estos tres rubros. Aunque también hay una economía de mercado, la rectoría, la autoridad máxima sigue siendo el Ejecutivo en turno. Ya sea en una monarquía o primer ministro, pero los poderes fácticos, empresarios, medios de comunicación, partidos políticos, no están por encima de las autoridades.

Todo lo contrario a lo que ocurrió en México donde Carlos Salinas de Gortari siguió un modelo económico sobre la Teoría del Monterarismo de Margaret Thatcher: vender empresas estatales, Teléfonos de México, minerías, ferrocarriles, a particulares, sin ningún control hasta que se hicieron los hombres más ricos del país y, en el caso de Carlos Slim, del mundo.

En diciembre pasado me basé en la teoría de la doctora Denise Dresser, que califica como capitalismo de cuates la participación de empresarios en los gobiernos a los que se les paga por servicio de campaña política u otros favores, para señalar que el ayuntamiento de Hermosillo ponía en riesgo el servicio de alumbrado público.

El debate de las ideas y los argumentos han demostrado que puede prestarse un buen servicio, siempre y cuando la autoridad no deje de ser la rectora ni que se paguen favores políticos. Pero son las formas que opacan lo que puede ser un buen proyecto.

Morir para nacer

El error de esta administración municipal está en el origen: nunca se dijo desde que se inició el gobierno, que se concesionaría el servicio de alumbrado público. El director de la dependencia, Fortino León, prácticamente se declaró incompetente en el puesto, después de un año al frente de la dependencia en una entrevista con Proyecto Puente el año pasado.

El funcionario estatal admitió la problemática en el municipio. Documentó que más del 60% de las quejas eran por alumbrado público. Pero no presentó una propuesta para resolver el problema. En entrevista en el noticiero, afirmó que sería el Cabildo de Hermosillo, mediante una comisión, quien definiría la solución integral a futuro.

Es decir, un año después de llegar a su puesto, tenía sólo una parte del diagnóstico sin una solución para el problema. Le pagamos su sueldo 365 días para decirnos que el municipio no puede con el alumbrado público. ¿Qué hizo, Fortino, en todo este tiempo? ¿A qué llegó a la dependencia? ¿Por qué se esperó un año para decir que no se podía hacer nada al respecto?

Óscar Serrato, en los dos debates que encabezó en Proyecto Puente, documentó este abandono: Fortino León presentó un análisis ante la Junta de Consejo Consultivo el 31 octubre del 2016 con estos argumentos: “Hay una carencia de un censo de luminaria y postes, recursos presupuestales insuficientes, inadecuada selección del tipo de lámpara, equipos obsoletos y de vida útil, falta de mantenimiento, robo y daño de luminarias, vandalismo, falta de un proceso definido para la identificación de problemas y causas, deficiente atención a reportes ciudadanos y fallas del sistema”. Un año para decirnos que el ayuntamiento encontró un mal y abandonado servicio.

En palabras de Óscar Serrato, experto en temas fiscales, fideicomisos y transparencia, el municipio hipotecará a quince años este servicio a particulares. Además, se pone en garantía a prediales, traslado de dominio y otros ingresos.

El Consejo Ciudadano… a modo

Otro error fue haber hecho un Consejo Ciudadano a modo con priistas y simpatizantes de la administración actual: Alejandro Puebla, priista confeso; Miguel Ángel Figueroa, priista de siempre; Juan Carlos Gámez, expresidente de Fundación 15 por 15, de Antonio Astiazarán, ex precandidato a la gubernatura del PRI y Francisco Javier Ibarra Salgado. De René Gluyas, presidente del Consejo, sólo se sabe su simpatía por el proyecto del municipio.

Esta experiencia no puede repetirse. Manuel Ignacio Acosta tiene razón: ya hay siete empresas que prestan diferentes servicios en el alumbrado público. Se abandonó desde la anterior administración. En este y temas como agua y seguridad pública le ha tocado pagar los platos rotos. Pero la forma en que arrancó y justifica la concesión fue accidentada y poco creíble. Pero, ¿se quedará Fortino León al frente, tras un año de cero resultados?

 

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es director de Proyecto Puente, noticiero en el 91.5 FM Radio Fórmula Sonora. Coordinador de Periodismo de la Universidad Kino. Premio Nacional de Periodismo 2014. Corresponsal nacional de Denise Maerker en Atando Cabos.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

2 Comentarios

  • Patricia antunez dice:

    Me parece muy acertada y valiente su comentario. Solo con prensa libre y bien documentada la ciudadania abrirá los ojos y será capaz de reclamar a sus SERVIDORES mas honestidad en sus actuaciones y sobre todo mas eficiencia

  • MARIA TERESA Quintero Rodríguez dice:

    Hoy 13 de marzo 2017 leí tu columna del imparcial y realmente me sorprende que hasta hoy alguien comenta algo que cualquier sonorense con 2 dedos de frente no dimos cuenta desde hace tiempo nos dimos cuenta, que la gobernadora está nadando de muertito, hace tiempor que nos dimos cuenta ella está presta para foto y nada más. Pero por otro lado me llama la atención que los periodistas y medios en general no la tocan ni con el pétalo de una rosa y no para atacarla simplemente cuestionarla sobre algunos asuntos importantes de la ciudad y el estado, por ejemplo como tu dices en tu columna el conflicto del UBER, ahora que el alcande anda haciendo lo que quiere con el agua, el alumbrado público jamá vi que le preguntaran a ella su opinión, pero que hubiera pasado si, el alcade fuera de un partido diferente ya me imagino ella sin que nadie se lo pidiera se manifestaría en contra hasta desgarrandose las vestiduras “según ella en defensa de nosotros los ciudadanos” Sí ¿como no?.
    Todos sabemos que el gobierno reparte dinero a todos los medios para tenerlos bien controlados ¡que vergüenza!.

    Nota: Opino por aquí porque en el imparcial no encontré como, perdón, Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *