Proyecto Puente > Opinión > Justicia con perspectiva de género

Justicia con perspectiva de género

POR María Elena Carrera

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El 2016 culminó con 45 feminicidios en el estado de Sonora, se trata del registro que puntualmente realizó el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio Capítulo Sonora que encabeza Silvia Núñez Esquer.

Es una cifra que habría que decirlo, pone en alerta si no al gobierno del Estado, sí a muchas mujeres que viven violencia de manera cotidiana sobre todo de los municipios de Cajeme, San Luis Rio Colorado, Hermosillo, Nogales, Navojoa y Caborca.

Para 2017, la cuenta ha iniciado ya. Se trata de dos feminicidios más, ambos ubicados en el municipio donde se generó la solicitud de Alerta de Violencia de Género – Cajeme – misma que se encuentra en un periodo de gracia, por decir algo, pues se le concedieron seis meses más al gobierno para atender las doce recomendaciones que se le hicieron, por parte del grupo de trabajo, el próximo 27 de febrero.

Independientemente de todo lo anterior, hay un logro que es importante recuperar, pese a que un significativo número de ciudadanos y ciudadanas en el ejercicio de la libertad de expresión recibieron el año manifestándose en contra del alza al precio de TODO: gasolina, gas LP, agua, luz y todo lo que ello representa.

El logro que no es menor, pero que no se ve por las graves condiciones económicas y políticas, es que un juez de control resolvió hace unos días, reiterar la no vinculación a proceso de Daniela “N” argumentando legítima defensa.

Fue el 18 de diciembre del año inmediato anterior, cuando Daniela “N” se retiró de un convivio junto a su pareja, José “N”, pues habían empezado una discusión que continuó en la casa de ambos. De la discusión pasaron a los golpes, ella trató de pedir auxilio. Acción que le fue impedida por José “N” quien la derribó y siguió golpeándola en el suelo. La pelea culminó con la muerte de José “N” cuando Daniela se defendió de su agresor con un cuchillo.

De acuerdo a las indagatorias y el portafolio de investigación, Daniela “N” actuó en legítima defensa y fue puesta inmediatamente en libertad. En ese momento el procurador argumentó que esto había sido así debido, entre otras cosas, a que la joven de 22 años había sufrido violencia de género de manera reiterada por parte de José “N”.

Sin embargo y en atención al derecho que le asiste, la familia de José “N” apeló la resolución y fue así que, de nuevo, el caso se puso a la vista de un Juez de Control, quien de nueva cuenta reiteró lo que ya había resuelto el Ministerio Público en el sentido de que Daniela “N” actuó en legítima defensa.

Estamos pues frente a una nueva manera de hacer justicia, considerando la perspectiva de género, es decir usando una nueva manera de ver y entender que las mujeres que son reiteradamente violentadas se debe cuidar, por parte de las instituciones, de no revictimizarlas.

Era importante en este caso utilizar el protocolo para juzgar con perspectiva de género de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se trata de un hecho que no debe soslayarse pues sienta un antecedente que rompe con un paradigma cultural: los hombres “tenemos permiso” de violentar a las mujeres y ellas no deben ni pueden defenderse.

Para diversos grupos de mujeres, este es un importante avance pues manda un mensaje en favor de la prevención, atención y erradicación de la violencia hacia las mujeres, sólo esperamos que no haya pasos atrás.

Que las leyes, instrumentos internacionales y protocolos den posibilidades a las víctimas de violencia en la familia o en la comunidad, para ser juzgadas considerando las desventajas de una cultura que discrimina y vulnera a las mujeres.

En este sentido también, no bajar la guardia en relación a la solicitud de organizaciones de mujeres de decretar la Alerta de Violencia de Género, y que no se vea esto como un “tache” para el gobierno sino la oportunidad de asignar recursos para atender, entre otras cosas, la violencia feminicida en el Estado.

Acerca del autor

María Elena Carrera es licenciada en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Iztapalapa; experta en temas de seguridad; coordinadora nacional y fundadora de Mujeres y Punto A.C. e integrante del Comité Ciudadano de Evaluación al Desempeño Legislativo.

Correo Electrónico

mariaelena.carrera@hotmail.com

Twitter

@MariaElenaC5

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Eduvigfierr fierros dice:

    Muy buen artículo !!! Ya era hora de que se vieran esfuerzos por defender los derechos de defensa de la mujeres violentadas!👍.
    Felicidades Maria Elena Carrera!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *