¿Llegó el fin del monopolio de las protestas? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > ¿Llegó el fin del monopolio de las protestas?

¿Llegó el fin del monopolio de las protestas?

POR Alfonso López Villa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

A diario vemos protestas a todo lo largo y ancho del país debido al incremento a diferentes servicios y productos, entre ellos la gasolina, principal insumo para mover la economía.

Ya hemos asistido a varias en Hermosillo para apoyar con nuestra presencia y hemos visto varias cosas que me parece interesante comentar:

Son protestas ciudadanas que demuestran el hartazgo que se tiene hacia la clase política que no llega a servir sino a servirse de las arcas gubernamentales; se hace hincapié en esas protestas de que el movimiento es apartidista, cosa que se nos hace excelente.

Corro el riesgo de que me endosen algunos adjetivos, pero creo importante comentar que el movimiento “Malnacidos” tuvo un obvio financiamiento del, en ese tiempo partido de oposición que era el PRI, apoyos para infraestructura en sonido, templetes, pantallas y apoyo y asesoría legal para demandar al gobernador en turno, apoyo de bastantes medios de comunicación, ahora vendiendo publicidad al gobierno del Estado; los “lideres” de ese movimiento eventualmente ocuparían sendos puestos en la administración actual.

En la mayoría de las protestas regularmente está un partido político detrás de ellas.

Los resultados de los “Malnacidos” con la maquinaria económica detrás de ellos dio resultados palpables al conseguir la eliminación del impuesto y obligar al exgobernador a tramitar un amparo tras otro, con la ayuda legal que tuvieron en su tiempo.

El uso del megáfono en las reuniones de #NoAlGasolinazo después de varias horas de uso, lógicamente se baja la batería, no teniendo ninguna de repuesto y las personas que quieren participar tienen que gritar para evitar el “No se oyeeeee” del respetable.

Escribió Maquiavelo en su libro El príncipe: Lo que importa es el fin, no los medios que se utilicen para conseguirlo, que es exactamente lo que sucedió con el movimiento anti-tenencia.

El ciudadano está enojado… no enojado, lo que le sigue y mencionar que algún partido pueda participar en el movimiento #NoAlGasolinazo hace que se enojen más y con justa razón, porque son los mismos partidos políticos los que nos han llevado a esta situación.

Más ciudadanos están moviendo el trasero, dejando la comodidad de las redes para protestar invirtiendo su tiempo con el único incentivo de gritarle sus verdades a la clase política. Aun así, faltan más, muchos más, las decisiones que se están tomando a nivel municipal, estatal y federal afectan a todos, sobre todo a los más vulnerables y esto hará que la cantidad de personas en pobreza extrema crezca.

No creemos que se acepte ayuda de algún partido político, lo que hace más genuina la protesta, la lucha será larga y por lo mismo sería conveniente ver la posibilidad de colectas y donaciones para conseguir recursos para rentar sonidos, traslados, mantas, calcomanías… pues son importantes los medios para conseguir el objetivo, en este caso: #NoAlGasolinazo.

Conclusión: el nivel de protesta ya no es un monopolio de los partidos de oposición, esos ya están rebasados y nadie les cree, la sociedad ya está harta de la partidocracia que mucho daño le ha hecho al país.

Acerca del autor

Alfonso López Villa es representante de Vigilantes del transporte A.C.

Twitter

@vigiadeltrans

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *