Y mientras todos se distraen por una tal Ruby... - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Y mientras todos se distraen por una tal Ruby…

Y mientras todos se distraen por una tal Ruby…

POR Nicola Origgi

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Creo que ha llegado el tiempo de incomodar otra vez a nuestro querido estudioso Carlo M Cipolla, autor de un famoso y divertido ensayo sobre la estupidez humana.

El italiano planteó varias leyes sobre la estupidez, una de las cuales habla del tamaño de los estúpidos en circulación: “Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación”. ¡Cuánta razón tenía!

En los últimos días hemos observado el espectáculo de un país al pendiente del cumpleaños de una desconocida, hija de desconocidos en una localidad desconocida.

¡Hemos visto marcas de renombre sumarse a esa “noticia” con tal de ganarse un poco de notoriedad, hemos visto decenas de miles de personas apuntándose para ir al “magno evento”, disfrutando y compartiendo memes, hemos visto periódicos dedicar páginas y titulares al tema!… ¡Hemos visto, y eso es francamente increíble, a un gobernador de un estado invitarla a vacacionar con todos los gastos pagados y a diputados y autoridades movilizarse para asegurar que todo vaya a salir bien en el evento!

De habérmelo contado, no me lo hubiera creído. Eso es inaudito.

¿A dónde vamos a ir? ¿Por qué tanta ignorancia? ¿Cómo ha sido posible que un tema tan estúpido y trivial se volviera algo de relevancia nacional?

La culpa aquí ya no es de los medios tradicionales, que deciden qué noticias difundir y cuáles no.

Es un asunto más serio y más grave: la fiesta de los XV años de Ruby se volvió un tema de nivel nacional porque las personas decidieron libremente difundirlo a través de sus redes sociales.

La esencia de Internet es precisamente esa: la libertad de escoger qué quieres saber y quiénes son tus líderes de opinión. Al principio me ha costado mucho trabajo creer que haya decenas de miles de personas que hayan elegido a la quinceañera como su tema preferido, conversando y discutiendo y apasionándose sobre alguien insignificante en sus vidas.

Sin embargo, si vemos un poco más en profundidad, quizás podríamos entender las razones de fondo de semejante episodio de estupidez colectiva, y darnos cuenta que es una consecuencia de algo mucho más grave y que se cocina desde hace mucho tiempo: la falta de educación.

Empecemos por el reciente resultado de la prueba PISA, 2015, algo que pasó en medio de la total indiferencia. La prueba PISA, administrada por la OCDE, mide el resultado del sistema educativo en tres áreas clave: ciencias, lecturas y matemáticas. Como siempre, México ha salido muy por debajo en las tres áreas: 416 puntos versus un promedio de 496.

Otro dato interesante: se estima que hasta el 75% de las personas crean a todas las noticias falsas que se difunden en Internet.

Y uno más: en promedio, un mexicano lee al año 3.8 libros, bastante por debajo de otros países de la región.

Tal vez esos tres simples datos nos ayuden un poco a comprender el fenómeno de los XV de Ruby.

Esos tres sencillos datos nos reiteran, sin piedad, la urgencia de un sistema educativo sólido, bien estructurado, fundamentado sobre competencias y orientado a forjar ciudadanos preparados para los retos que México tendrá que enfrentar en los siguientes años. Un sistema que forme ciudadanos críticos y responsables que no se dejen distraer por un cumpleaños insignificante de una persona insignificante, y que sobretodo exijan cuentas a aquellos de nuestros políticos que sí pongan el tema al centro de sus “ocupaciones”.

Acerca del autor

Nicola Origgi es profesor de Marketing 2.0 en la Vicerrectoría de Educación Continua del Tecnológico de Monterrey.

Correo Electrónico

nicola.origgi@gmail.com

Twitter

@Nicola_Origgi

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Adrián Martínez dice:

    Es una pena que a la gente no le importen los temas que despiertan la consciencia,los temas preocupantes,los temas que hablan del porqué estamos sumidos en la ignorancia y la miseria; si esos temas preocuparan a la gente,haríamos algo para salir de estancamiento en el que estamos pero…es más digerible para las mente ignorantes (que son millones) los temas de deportes, espectáculos y los llamados viráles como el de la fiesta de esa tonta pero más tonta es la gente que la ha hecho famosa y eso es realmente vergonzoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *