En espera del gran paso - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > En espera del gran paso

En espera del gran paso

Imagen: Internet

POR Felipe Mora Arellano

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El pasado viernes 2 de diciembre, el diario Expreso publicó una nota  en la que el rector del Instituto Tecnológico de Sonora (Itson) hace unas interesantes declaraciones que deben ser escuchadas con atención en la Universidad de Sonora (Unison).

El rector Javier José Vales, manifestó que “las elecciones en las universidades públicas se conducen rápidamente hacia la democracia donde la comunidad tiene la oportunidad  de no sólo opinar, sino de votar por quienes llevarán los destinos  de estos centros del saber”.

La referencia es muy clara y directa sobre la experiencia que en la Unison se empezará a vivir a propósito de la reciente convocatoria para la elección de rector emitida por la Junta Universitaria (JU).

Para el rector Vales,  la JU de la Unison dio muestras de una apertura que consideró como “un gran paso para consolidar procesos más justos y transparentes”.

Sin embargo, envió lo que puedo considerar como un mensaje que (para mi gusto) podría haber completado ese gran paso, que en la Unison ha tardado en dar desde poco más de dos décadas. Se trata de llevar a cabo los procesos con votación ponderada de la comunidad. Dicho proceso, experimentado en el Itson, no fue considerado por la JU de la Unison.

Para el rector del Itson, la votación ponderada “asegura que las universidades no se politicen, y permiten a los consejos directivos… elegir junto a los demás actores a los personajes con mejores habilidades”.

No sé bien a bien a qué se refiere el rector Vales con la afirmación de que las universidades no se politicen y cómo ese tipo de votación lo evitará. Pero es un hecho que en las universidades se hace política y se analiza la política -aunque esto deberá incrementarse- , con todo y que existe el temor de que esa actividad la distraiga de sus tareas académicas. O que se piense que el conocimiento se rija por criterios políticos y no científicos.

De las universidades públicas y privadas han salido los cuadros para la clase política. Las universidades públicas están dentro de la esfera de las políticas públicas, las padecen incluso. Sus presupuestos son materia de negociación en las esferas políticas.

Quizá a lo que el rector Vales se refería es que mediante el proceso de ponderación las universidades no se partidicen. Si así fuera, no veo cómo el procedimiento de ponderación puede evitar que eso ocurra. No es un delito pertenecer a alguno de ellos, a nadie se le puede prohibir. Aunque, cierto, hasta ahora en la Unison los partidos no han hecho campañas abiertas ni publicidad a sus candidatos. Digamos que no es una práctica común.

Entre los miembros de la JU seguro hay preferencias por algún partido político. Que no actúen en su nombre y por consigna, es diferente. De igual manera en la comunidad hay quienes pertenecen a algún partido con todo y lo desprestigiados que se encuentran esos institutos.

Lo que sí asegura ese procedimiento empleado en el Itson y evitado por la JU de la Unison, es la representatividad proporcional de la comunidad. Esa se determina mediante una ponderación acordada por algún órgano representativo.

Lo relevante de la experiencia Itson es que su junta directiva, sin menoscabo de sus atribuciones, aceptó el mandato de la comunidad mediante su opinión-voto y designó a la persona que más puntos obtuvo.

Como escribí en otra ocasión, eso ni demeritó al órgano, rebajó la calidad ni la vida académica del instituto. Fue algo así como, mutatis mutandis,  el “mandar obedeciendo” del 94.

El rector del Itson deseó, como creo que es el interés de todos, “que el proceso de sucesión en la Unison sea transparente”. Al respecto, la nitidez del proceso evitará suspicacias si la JU da a conocer la manera en que llevará a cabo la ponderación de todas las manifestaciones y opiniones vertidas.

Finalmente, el rector Vales se mostró optimista al augurar “que habrá una gran participación de la comunidad” refiriéndose a la Unison. En efecto, eso se puede esperar a propósito de la difusión y exposición de los aspirantes y sus ideas en diferentes medios.

Tales medidas han despertado el interés de los estudiantes algunos de los cuales ni siquiera sabían que habrá cambio de rector, como se dio a conocer en un medio local.  Otros se decepcionan cuando se enteran que, al final del proceso, 15 (sic) personas tomarán la decisión.

Esto es despolitizar, y aleja de la democracia medida contraria al deseo del rector del Itson y del nuestro. ¿Cuántos pasos más habrá que dar y años qué esperar? La JU puede aún dar ese gran paso.

Acerca del autor

Felipe Mora Arellano es profesor de tiempo completo del Departamento de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora.

Correo Electrónico

fmora@sociales.uson.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Francisco Gonzalez dice:

    El gran paso consiste en heredar el puesto. Así ha sucedido desde el señor Ibarra hasta el mismo señor Grijalva. Nada nuevo bajo el sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *