Proyecto Puente > Opinión > Las reacciones de la clase política sonorense y sus alfiles

Las reacciones de la clase política sonorense y sus alfiles

POR Aaron Tapia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El noticiero más escuchado en Sonora, Proyecto Puente, festejó su sexto aniversario el pasado 16 de noviembre.

El periodista Luis Alberto Medina, creador de este valioso proyecto periodístico, innovó y consolidó un formato noticioso que no existía en esta entidad. Contra todo pronóstico y escepticismo (en sus inicios) de los propietarios de medios de comunicación, este concepto ha sido todo un éxito.

Como cada año, tuvo su merecido festejo y para engalanar dicho evento se contó con la presencia y conferencia de la doctora Denise Dresser, politóloga ultra crítica del sistema político mexicano.

Fue un verdadero espectáculo (por lo menos para mí) ver el concierto de gestos y miradas de incomodidad, disimulos y hasta visajes de coraje de los políticos ahí presentes, ante las pronunciaciones flamígeras de Dresser que siempre dejan al descubierto las entrañas excrementales de la clase política.

Fue noche de celebración periodística, pero, como suele suceder con esta clase de invitados que, así como creen suyo el presupuesto público y las instituciones, también sienten que el agasajo y conmemoración, es por ellos y para ellos.

A continuación les relato desde mi realidad deductiva lo acontecido, si ellos nos ofrecen realidades kafkeanas, ¿por qué yo no tendría el derecho de narrar la propia?, al fin y al cabo que la mía podría ser más verosímil que eslóganes fantasiosos como los de: Un Nuevo Sonora u ¡Otro Sonora Ya!

Los invitados discurrieron por el pasillo que los llevaba a recepción, donde las edecanes dirigían a estos a sus mesas previamente asignadas.

Con la concurrencia ya inmersa en el Salón Victoria del Club Los Lagos, comienza la magia y empezamos a ver cómo se transforman los militantes de los diferentes partidos, se difuminan sus colores y se fusionan en uno solo, muy pocos y pocas son a quienes se les sigue distinguiendo su color partidista e ideológico. Unidos por la música que les tocan los patrones empresariales, se funden en un ballet de abrazos y risas, porque el show del ring mediático, no está ahí.

Algunos opinadores “críticos” y miembros de asociaciones civiles llegaron con laringitis en la mitad de sus cuerdas vocales, de donde proviene la voz aguda de la crítica, pero la otra mitad intacta, que son las que emiten el sonido aterciopelado y dulce de la lisonja. Comprenden a la perfección que el poder emana de un sólo punto y si se desea estar cobijado por este, hay que tener una amable cercanía, y la atmósfera de esa noche propiciaba el tiempo idóneo para hacer gala virtuosa de las relaciones públicas, después de todo las coreografías de las opiniones “analíticas” son variables y adaptables en el baile del gatopardismo de intereses propios.

Se extingue la luz y da inicio la proyección de un video en retrospectiva trayectorial de Proyecto Puente y su creador. A los pocos minutos se sintió una densa energía que provenía de la mesa de al lado, era la mesa de corbatas azules, el dirigente y secretaria general estatal del PAN, David Galván y Alejandra López, junto con sus cortesanos estaban con los rostros petrificados. En escena videográfica pasaba la entrevista parteaguas del noticiero, en el que Medina le espetaba al otrora gobernador panista Guillermo Padrés, que existían dos vicegobernadores, su hermano Miguel y su cuñado Roberto Dagnino, quienes habían elevado los moches del 10 al 30 por ciento.

De pronto salta a cuadro otra entrevista, es el papá de los priiñitos (pollitos priistas) sonorenses, ese personaje al que muchos se refieren a él como en los tiempos del maximato de Plutarco Elías Calles, aunque tengo entendido que a Manlio Fabio le regocija cuando lo empatan con la desproporcionada comparación ante el símbolo del pragmatismo político, el francés Joseph Fouché. A mi más bien me saltaron las imágenes de la novela de George Orwell, “1984”, cuando el “Big Brother” (el personaje todo poderoso que irónicamente Orwell dejaba entre ver la posibilidad de que no era un ser real) les habla a sus feligreses del Partido Único a través de la gigantesca telepantalla. En ese breve lapso vi el brillo extasioso de júbilo en los rostros de muchos priistas y algún que otro panista y expanista.

Posteriormente a la finalización del video, Luis Alberto ofreció unas palabras de bienvenida para los asistentes y unas breves opiniones de la pasada y actual situación política en el estado.

También hicieron gala discursiva el secretario de Gobierno Miguel Pompa, en representación de la gobernadora (quien no pudo asistir) y el alcalde Maloro Acosta.

El secretario subió al estrado con la camiseta de la actual administración bien puesta, en la que alcance avizorar las leyendas que posaban en esta, por enfrente ¡Honestidad Total! Y por detrás, Que se pongan guapos.

El alcalde Maloro, debo reconocer que dejó atrás el exacerbado histrionismo mostrado en el anuncio de la página web, infraganti.mx y con mesura reafirmó que nadie es profeta en su propia tierra, cuando en un pasado muy reciente llamó pseudointelectuales y santurrones a los periodistas y opinadores locales, por disentir con las violaciones a los derechos humanos en dicha página, en contraste, esa noche el alcalde reconoció la gran capacidad analítica de la originaria de la CDMX, Denise Dresser y recomendaba lo saludable que era escuchar sus críticas agudas para la autorreflexión (una tácita confirmación de que las opiniones en el gatopardismo son variables y adaptables).

Después llegó la intervención de la cónsul estadounidense en Hermosillo, Karen Ogle, quien también dedicó unas palabras de felicitación para el esfuerzo periodístico y la aportación que realiza Proyecto Puente.

Por fin llefó el plato fuerte de la noche, y no me refiero al gastronómico (que, por cierto estuvo exquisito, no fueron los hot dogs con sabor a populismo del Maloro), sino al suculento ácido discurso de la doctora Dresser.  Fue largo (cerca de la hora) pero no por ello dejó de ser intenso, interesante y entretenido.

Ante las ráfagas de incisivas críticas de Denise al sistema político y sus actores, las reacciones de estos empezaron a fluir.

Muchos psicólogos recomiendan que, para tener un diagnóstico aproximado a la verdadera personalidad de un individuo, se debe observar cómo actúan y se desenvuelven bajo el influjo del alcohol, porque el alcohol es un desinhibidor, no transforma a nadie, sólo saca el verdadero yo.

Bajo esta premisa, habría que atisbar el desenvolvimiento de los que ostentan algún tipo de poder (sea el nivel que sea) en esta clase de eventos, porque al igual que el alcohol el poder tampoco convierte a nadie, solo le desnuda su verdadera personalidad.

Lo que pude deducir esa noche de las reacciones de la clase política sonorense y sus alfiles, fue solo la confirmación de que resisten a los embates de reproches y juicios analíticos en contra de ellos, pero no por ansias de perfección ética que no comprenden, sino por un mejor bienestar propio, como quien entra en la iglesia nada más porque le place más el aroma del incienso que el tufo de la cantina. Dominan el embrutecimiento de la superficialidad, como los gatos se defienden boca arriba: por instinto. Pero sus embrutecimientos éticos, llegan a atrofiarles la noción del bien y del mal. El bien para ellos es lo que se ajusta a las conveniencias personales, siempre que su justicia no tenga nada que decir al respecto y el mal, lo que las contraría, lo que displace, lo que les quita la tranquilidad. Así se explica porque en muchas ocasiones sus superiores, les sugestionen y dominen, incluso hieran su orgullo, porque el ambiente de corrupción en que se desenvuelven les es favorable, porque les es el suyo propio y dentro de él, triunfa la superioridad del ingenio de la felonía y de la despreocupación por los demás.

A continuación, la conferencia de Denise Dresser, en dos partes.

Acerca del autor

Aarón Tapia ha participado en radio como productor y conductor del programa de diversidad temática Ensalada de Tópicos.

Correo Electrónico

ensaladadetopicos@gmail.com

Twitter

@naranjero75

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

10 Comentarios

  • Gaby dice:

    je jejeje …….. muy entretenido……. creo que disfrutaste del espectáculo…..

  • Rubén V. dice:

    Tengo un par de meses en esta ciudad de Hermosillo y hace poco pregunte cual era o eran los medios y analistas serios de la localidad, entonces me recomendaron que te leyera. Esta fue la primera columna que te leí y me di cuenta de que quienes me hicieron esta recomendación no se equivocaron. En estos dos meses que tengo aquí en la ciudad no me había tocado leer algo tan interesante, con tal gracejo, picardía y agudeza crítica, ya leí otras tres columnas pasadas que me confirman la finesa y filo de tu pluma. Felicidades Sr. o joven Tapia y de hoy en adelante me declaro un fiel seguidor de su columna. También felicitó a este portal por el tino de tener a esta clase de analistas.

  • sergio oliver burruel dice:

    Exelente cronica de Aaron Tapia; exibe la falsedad de los politicos y que seguimos igual desde hace 30 años.

  • Denisse Sinohui dice:

    Buenísima la narrativa, hasta me sentí ahí y la conclusión mejor, concuerdo totalmente con la percepción que tiene este columnista con toda esa banda de delincuentes de cuello blanco y sus “alfiles” solo juegan a la simulación.

  • irene C dice:

    Excelente narración, hasta siento que estuve presente, cada día mejora esa pluma pelonchas,

    congrats !!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *