Proyecto Puente > Opinión > Gasoducto Sonora: Con sangre yaqui y omisión oficial

Gasoducto Sonora: Con sangre yaqui y omisión oficial

POR Luis Alberto Medina

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Para entender por qué hubo un muerto, 13 carros incendiados y ocho heridos en Bácum es necesario explicar el origen de esta obra donde, de nuevo, política y negocios se mezclan sin importar costumbres indígenas, leyes ni el medio ambiente. Y sobre todo, darnos cuenta que el derramamiento de sangre se pudo haber evitado. El Gasoducto Sonora es operado por la empresa Sempra, IEnova y Gasoducto Agua Prieta. En la primera, el director es Carlos Ruiz Sacristán, exsecretario de Comunicaciones con Ernesto Zedillo. La tercera, es Carlos Daniel Fernández, exdirigente estatal del PRI y excoordinador de diputados con Eduardo Bours.

¿Qué es el Gasoducto?
La obra es de 780 kilómetros. Inicia en El Sásabe, Sonora y termina en estación El Oro, en Sinaloa. Empieza en la desembocadura del Río Colorado, en Yuma, Arizona. Sonora y Arizona explotan petróleo en una parte de territorio estadounidense. El Gasoducto propone rescatar volúmenes de gas de yacimientos petroleros a punto de terminarse, mediante la técnica de fractura hidráulica para generar electricidad a menor costo.

Ruta Sonora
Los ductos que llevan el gas inician en El Sásabe. Pasan por la termoeléctrica de Puerto Libertad. Continúa hasta Hermosillo para llegar a estación Unión Fenosa. Luego cruza a Guaymas y Empalme en a las dos plantas de la CFE. Sigue hasta llegar a Los Mochis y terminar en Mazatlán, Sinaloa. En Guaymas ya ocurrió hundimiento en tubería. El presidente municipal, Lorenzo de Cima, anunció que demandará su suspensión por mala calidad de la obra y peligro que representa.

Impacto yaqui
Para llegar a Sinaloa, el Gasoducto atraviesa 90 kilómetros del territorio Yaqui, 15 son de Loma de Bácum. Pero dicho lugar está protegido por decreto presidencial de 1942 del presidente Lázaro Cárdenas. El documento cardenista establece que son 485 mil hectáreas para todos los ocho pueblos de la tribu yaqui. Aquí empieza el problema: los derechos indígenas no importan a la hora de hacer negocio. Menos el medio ambiente.

Los riesgos
De acuerdo a un dictamen técnico elaborado por Rodrigo González, experto en recursos naturales e impacto ambiental, el paso de los 15 kilómetros por Bácum, donde está un área de obra de 20 metros de ancho, en caso de una explosión en un radio de un kilómetro, 2 de diámetro, habría pérdida de vida total animal, vegetal y humana. En segundo kilómetro, quemaduras de segundo y tercer grado. En tercer kilometro afectaciones por vibraciones y derrumbes en casas. Todo esto abarcaría 500 hectáreas afectadas donde hay alrededor de 10 poblaciones, de las cuales Vícam y Loma de Guamúchil, suman 10 mil habitantes que están en riesgo. ¿Por qué? El Gasoducto conduce gas natural, compuesto por gas metano, que es más explosivo que el butano, que es el comercial de casa, según el estudio.

Ordenan suspensión
Ojo: Rodrigo González, quien asesora a la tribu yaqui de Bácum, es el mismo que apoyó a los grupos antagónicos del Acueducto Independencia. Sabe el posible daño al medio ambiente de la región. El 3 de abril de este año presentó ante la Juez Séptimo de Distrito, con sede en Obregón, María del Rosario Alcántar, una demanda para la suspensión de dicha obra. Ganó. El 6 de abril se le otorgó la cancelación en el territorio de Bácum bajo el expediente 312/16. ¿Quién es la Juez que le dio la razón? La misma que ordenó la cancelación del Acueducto que nunca hizo caso el gobierno de Guillermo Padrés. ¿Qué hará ahora el de Sonora? CFE impugnó la resolución pero, el Tribunal Colegiado del Quinto Circuito con Sede en Hermosillo, le concede la razón a la juez de Cajeme, rechazó impugnación. Es decir: quedó firme negativa de que no pase Gasoducto por los 15 kilómetros de Loma de Bácum. Hoy Rodrigo González busca suspensión total en los 90 kilómetros de territorio yaqui. ¿Dónde quedó el Estado de Derecho en Sonora?

Omisión Sonora
¿Por qué no actuaron las autoridades en Sonora? Ya hay una resolución de un Juez que pide detener la obra. ¿Veremos lo mismo que el Acueducto? Aquí el problema es mayor: ya inició con sangre yaqui. ¿Quién negoció el Gasoducto? ¿Dónde está Tomás Rojo, principal promotor de esta obra? ¿Quién construye los tubos que lo conduce? ¿Quién está detrás de todo esto? En Chihuahua pasó lo mismo con la extracción de gas desde Texas. Pero allá se resolvió a favor de los tarahumaras: No afectaron a poblaciones, pagaron bien, garantizaron nuevo lugar a los indígenas. ¿Se resolverá en Washington? Ya está impugnada en California y Arizona, la obra.

Luis Alberto Medina es director de Proyecto Puente, noticiero en el 91.5 FM Radio Fórmula Sonora. Coordinador de Periodismo de la Universidad Kino. Premio Nacional de Periodismo 2014. Corresponsal nacional de Denise Maerker en Atando Cabos. Twitter: @elalbertomedina.

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es director de Proyecto Puente, noticiero en el 91.5 FM Radio Fórmula Sonora. Coordinador de Periodismo de la Universidad Kino. Premio Nacional de Periodismo 2014. Corresponsal nacional de Denise Maerker en Atando Cabos.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

2 Comentarios

  • Lince92 dice:

    Porque no dices lo que es?? Deja ya de revolver las aguas datitos duros!!! Es visible que aqui hay un conflicto interno entre los impredecibles yaquis donde el problema principal es $$$$$$ que al cabo no les gusta y digas lo que digas esa gente no le gusta trabajar y prefieren que los mantenga el Gobierno con el pretexto de que como son una etnia ancestral, merecen todo, por años ha sido asi aunque por estrategia ustedes los comunicadores no lo digan, y por supuesto que la lider Anabela Carlon y el asesor Rodrigo Gonzalez estan detras de todo esto y ahora le sacan al bulto por el muertito que provocaron con su activismo y el andar de agitadores. Ahora resulta que al verse descubiertos se dicen perseguidos y se van a ir a pedir asilo a otro pais, que cobardes!!! Aunque digan que los derechos humanos y la legalidad, aqui no hay mas que interes que el dinero, y eso lo saben esos dos manipuladores

  • Armando dice:

    Felicito a Proyecto Puente por su objetividad.

    Se respiran nuevos aires.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *