Análisis al calor de un debate - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Análisis al calor de un debate

Análisis al calor de un debate

POR Nicola Origgi

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El debate salió como se esperaba: hemos visto a una candidata -Hillary Clinton- preparada, empática y con una información sólida.

Por el otro lado, vimos a un Donald Trump con evidentes limitaciones en su experiencia y preparación, pero consistente con su discurso y con el eje rector sobre el que ha construido su campaña (ver artículo en esa misma sede del 14 de septiembre).

Es un paso importante y significativo para Hillary, pero el camino aún es largo y difícil.

Las posiciones de ambos candidatos son divergentes. Y no cabe duda que ambos cuentan con el más alto nivel de rechazo por parte del electorado, como jamás había sucedido en la historia de Estados Unidos.

Hillary Clinton se vio razonable; Donald se vio impulsivo.

Sin embargo, si bien es cierto que Hillary Clinton ganó, también es cierto que Donald Trump tampoco fue derrotado.

Las encuestas inmediatas de la CNN reportaron que Clinton ganó de largo margen el debate y que, siempre con una gran ventaja, sería, según la encuesta, mucho mejor en gestionar las relaciones exteriores que su contrincante.

Sin embargo en la economía, uno de los temas más importantes para el electorado, el margen de ganancia de Clinton es sólo de unos 4-5 puntos de ventaja.

E igual es cierto, como pudimos aprender con la votación del Brexit, que las personas mienten en las encuestas y en los sondeos.

Otro aprendizaje del Brexit es que muchas personas, sobretodo los que no se informan activamente de política y raramente salen a votar, votan con el estomago: rabia, enojo, desencanto, añoranza, nostalgia de lo perdido es lo que dicta su decisión. No es gente que sale habitualmente a votar pero cuando alguien –o algo- logra interpretar y entender su sentir, sí es gente que sale a votar.

Trump no ha cedido un ápice y es a ese electorado que le ha hablado con contundencia en ese primer debate. Y a quien le seguirá hablando aunque con un discurso más moderado conforme se acerque la fecha de las elecciones.

La batalla, en una pelea electoral cerrada, se gana sobre los indecisos: al calor, vemos que Hillary Clinton ha ganado aprecio y consideración por la gran mayoría de los indecisos.

Por el otro lado, si hablamos de economía, trabajo e inmigración, la brecha entre los dos candidatos es mínima. Esos son temas de estómago para la gran mayoría de los electores, especialmente para aquellos que no salen a votar y que tal vez sí lo hagan este año. E igual son los temas sobre los cuales tanto Trump cuanto Clinton trabajarán para convencer a los indecisos en las siguientes semanas. Son los temas que decidirán esa elección.

Fue un día bueno para Clinton, pero la partida aún es abierta y se volverá aún más dura y áspera.

Nicola Origgi es consultor de Marketing 2.0, instructor de Educación Ejecutiva en el Itesm. www.norimkt.com  @Nicola_Origgi

Acerca del autor

Nicola Origgi es profesor de Marketing 2.0 en la Vicerrectoría de Educación Continua del Tecnológico de Monterrey.

Correo Electrónico

nicola.origgi@gmail.com

Twitter

@Nicola_Origgi

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *