Por la equidad de género en la Unison - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Por la equidad de género en la Unison

Por la equidad de género en la Unison

POR Felipe Mora Arellano

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Hace 50 años, el Índice de Paridad de Género (IPG) de la matrícula estudiantil de la Unison era de 0.422. Es decir, por cada estudiante hombre había 0.4 estudiantes mujeres.

Fue hasta 1998 cuando el IPG llegó a 1.04, o sea, el número de mujeres fue ligeramente superior al de hombres. De entonces a la fecha la cifra ha variado poco pero al parecer nunca para bajar de uno.

También se ha visto que algunas carreras que eran predominantemente masculinas, a la fecha han dejado de serlo. Y también en sentido contrario. La elección de las carreras ha sufrido interesantes cambios.

El comportamiento de la matricula estudiantil en la Unison es una expresión de lo que a nivel mundial ha venido ocurriendo. La matrícula de educación terciaria en el mundo pasó de 0.74 a favor de los hombres en 1970 a 1.08 en 2009 en favor de las mujeres, apenas ligeramente arriba de la paridad, según Imanol Ordorika.

Sin embargo, en ese año de 1998, cuando la matrícula de mujeres superó a la de hombres, en otras instancias académicas y administrativas y en los distintos campos de la Unison, el posicionamiento de mujeres no sólo era diferente y más bajo, sino con un IPG muy alejado a la paridad.

Los IPG según la clasificación de la planta académica como maestros/as, investigadores/as y técnicos/as laboratoristas, eran de 0.49, 0.48 y 0.91, respectivamente. Por su parte, el IPG del personal administrativo de la universidad era de 0.75.

De 263 cargos entre puestos directivos académicos y administrativos, incluidos los órganos colectivos  -la Junta Universitaria, el Colegio Académico- 57 eran ocupados por mujeres cifra que equivale al 21.7 por ciento con un IPG de 0.27

Según las cifras de la Dirección de Planeación de la Unison, en el periodo 2015-2 la población estudiantil total tenía un IPG de 1.13 mujeres por cada hombre. Por el contrario, el IPG de académicos en 2015 revela que por cada 0.67 académicas hay un académico.

A la distancia las cosas parecen haber cambiado en la Unison, pero no solamente en materia de paridad, que sin duda es importante.

Para saberlo conviene realizar un diagnóstico de las relaciones de género de la universidad que de manera cualitativa complemente lo que las cifras revelen y explore otros campos que escapan a lo cuantitativo.

En la Unidad Regional Centro (URC) de la Unison, existen dos interesantes iniciativas que están trabajando en favor de la equidad de género y de la incorporación de la perspectiva de género en las funciones sustantivas de la institución.

Se trata del Programa por la Equidad de Género de la Unison,  promovido por la Vicerrectoría de la URC, y el Programa de Género, Inclusión y Diversidad, de la División de Ciencias Sociales (DCS) de la URC.

Mediante la creación de un comité el primero y de una comisión el segundo, académicas y académicos instrumentan planes de acción orientados a difundir y fomentar la reflexión y el análisis de las relaciones y dinámicas de género entre los miembros de la comunidad universitaria.

Está entre sus proyectos formular políticas y propuestas institucionales, ligadas a las funciones sustantivas de la universidad así como a la gestión administrativa universitaria.

Hay un marcado interés por proveer de herramientas que fortalezcan la cultura de género, la equidad y diversidad en la institución.

El Programa por la Equidad de Género de la Vicerrectoría ya tiene en su haber diplomados, charlas y conferencias; ha promovido tesis de licenciatura y publicado un libro sobre temas de género y mujeres, entre otras acciones.

Dicho programa cuenta con un Comité de reciente creación, integrado por 10 maestras y 3 maestros de las seis divisiones académicas de la URC.

Por su parte, el Programa de Género, Inclusión y Diversidad de la DCS, creó una Comisión integrada por 11 académicas y un académico, de los cinco departamentos que integran la División.

Ambos programas se encuentran coordinados en vista de que las tareas para una agenda universitaria con perspectiva de género son muy amplias. Abarcan la legislación universitaria, la igualdad de oportunidades, la conciliación de la vida profesional y la vida familiar.

Asimismo, la estadística de género y el diagnóstico con perspectiva de género, el lenguaje, la sensibilización a la comunidad universitaria, los estudios de género en la educación superior y el combate a la violencia de género en los ámbitos laboral y escolar.

Finalmente, cabe mencionar que la Unison está integrada a la Red Nacional de Instituciones de Educación Superior (Renies-Equidad) creada en 2012 –IES- con el propósito de articular los esfuerzos institucionales a fin de promover procesos de institucionalización y transversalización de la perspectiva de género al interior de las comunidades de educación superior.

Así, los universitarios contamos con estas herramientas que, si se les apoya, se pueden constituir en un poderoso recurso para trabajar al interior de la institución, formar hombres y mujeres con capacidad para transformar su práctica profesional y convertirse en factores de cambio social.

También pueden contribuir a hacer visibles prácticas y manifestaciones diversas de discriminación, acoso y violencia hacia las mujeres y hacia quienes tienen orientaciones sexuales diferentes. Hay un interesante y largo camino por recorrer.

Felipe Mora Arellano es profesor de tiempo completo del Departamento de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora. fmora@sociales.uson.mx

Acerca del autor

Felipe Mora Arellano es profesor de tiempo completo del Departamento de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora.

Correo Electrónico

fmora@sociales.uson.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *