Antes de criticar a Trump, veámonos en el espejo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Antes de criticar a Trump, veámonos en el espejo

Antes de criticar a Trump, veámonos en el espejo

POR Nicola Origgi

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Entre los críticos, así como entre los ciudadanos de a pie, se ha vuelto de moda criticar, vituperar, insultar a Donald Trump y sentirse ofendidos, indignados, molestos por sus comentarios, frases, aseveraciones y afirmaciones.

Entre los apelativos que más se mencionan: racista, xenófobo, fascista y cada quien agregue lo que quiera.

Quizás ha llegado el tiempo que los mexicanos nos miremos un poco al espejo, hagamos una sana autocrítica y reflexionemos un poco, antes de emitir juicios al aire.

Porque en México la discriminación racial se da entre mexicanos. Y viene consagrada en la misma Carta Magna. ¿No creen?

Vamos ahora a citar unas cuantas verdades que a muchos les van a doler porque demuestran que la apertura del mexicano hacia el extranjero se ha vuelto una mera falacia y una mera leyenda o, en la mejor de las hipótesis, un fenómeno de una minoría.

No podemos ir a pedir apertura hacia al mexicano a los norteamericanos ni darles lección de moral al vecino del Norte cuando en nuestra propia casa estamos mal, pero muy mal.

Citando al libro de Jorge Castañeda, “Mañana o pasado” podemos leer lo siguiente: “El 69% de todos los mexicanos, piensan que para ser 100% mexicano, es necesario haber nacido en México; el 61% opina que en la Selección Nacional, no debería admitirse jugadores naturalizados; y entre el 66% y el 76% de los mexicanos, se oponen a que cualquier extranjero trabaje en el país”. Creo que Donald Trump parece un moderado frente a esos comentarios.

¿Queremos ver que dice la Constitución?

Según este documento, un “Mexicano naturalizado” no puede ocupar los siguientes puestos:

Presidente, secretarios de gabinete, Jefe de Gobierno del D.F., presidentes municipales, diputados y senadores, miembros de legislaturas locales, gobernadores, embajadores, cónsules, director del IMSS, de Pemex y de la CFE, rector y Junta de gobierno de la UNAM, rectores de universidades públicas, Gobernador del Banco de México y miembros de su Consejo, consejeros del IFE, ministros de la Suprema Corte, jueces de cortes de Apelación, jueces de Circuito y de Distrito, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ni estatales, etcétera.”

Estoy seguro que si esa misma discriminación pasara en Estados Unidos no faltaría el crítico y el público en redes sociales desgarrándose las vestiduras.

¿Por qué antes de criticar a Trump no nos vemos al espejo?

Siendo ácidos, Donald Trump habla de restringir a la inmigración legal y sobretodo ilegal de extranjeros, no habla por cierto de tener ciudadanos de primera o de segunda. Como ya sucede al sur del Río Bravo.

Otros preguntas que nos duelen.

¿Qué tal el trato que en México le estamos dando a los centroamericanos que cruzan nuestro país de manera ilegal para buscar alcanzar el sueño americano? Dicen por allá que antes del sueño americano hay la pesadilla mexicana.

¿Cómo reaccionaríamos si Trump se atreviera a proponer en Estados Unidos lo que la Carta Magna mexicana ya dispone? No faltarían las acusaciones de racismo, discriminación, xenofobia. Indignación, enojo, molestia. Pero, no ha sucedido ni sucederá.

Kissinger, Albraight, Scharzneger, Cuomo, Raúl Castro (Primer mexicano de nacimiento en ser gobernador de Arizona y Embajador de Estados Unidos -por cierto. nacido en Cananea-) y una larga lista de etcétera…. Aquí viene la lista completa.

¿Qué tienen en común? Ciudadanos americanos que desempeñaron un papel exitoso en política. Elegidos libremente por otros ciudadanos americanos. Ciudadanos y punto. Sin distinciones.

En México aún no sucede ni, me temo, sucederá. Pensemos seriamente la siguiente vez que nos sintamos indignados por Trump.

Nicola Origgi es consultor de Marketing 2.0, instructor de Educación Ejecutiva en el Itesm. nicola.origgi@gmail.com @Nicola_Origgi

Acerca del autor

Nicola Origgi es profesor de Marketing 2.0 en la Vicerrectoría de Educación Continua del Tecnológico de Monterrey.

Correo Electrónico

nicola.origgi@gmail.com

Twitter

@Nicola_Origgi

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

3 Comentarios

  • JUAN ADOLFO FELIX DURAN dice:

    No todos los mexicanos pensamos y actuamos como lo dices, en todo el planeta es exactamente lo mismo pero si perjudicaria a los mexicanos en general que trump llegue a ser presidente de E.U.A por tu bien y el de todos nosotros que gane Healary Clinton . Pero si es de preocuparse lo que dices de una manera u otra hay que combatirlo. sin comparaciones el caso es hacer algo.

    • Gracias, Juan Adolfo. Y totalmente de acuerdo contigo. Lo mejor para todos nosotros (y el resto del mundo) es Hillary.
      Nadie por cierto dijo “todos los mexicanos”. Las estadísticas vienen de un libro de Castañeda y la Carta Magna habla tristemente claro.

  • María Elena Carrera dice:

    Totalmente de acuerdo con usted, tenemos retos importantes en la inclusión. Ahora mismo se libra una gran batalla por las demandas de la comunidad LGBTTTI y sus derechos como ciudadanas y ciudadanos. Con relación a las etnias indígenas de todo el país, veamos el trato que reciben cotidianamente. Efectivamente todos tenemos que revisar al racista o clasista que todos llevamos dentro. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *