La Coparmex: ese puño sí se ve - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > La Coparmex: ese puño sí se ve

La Coparmex: ese puño sí se ve

POR Felipe Mora Arellano

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

A propios y extraños sorprendió que un grupo de miembros de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), haya salido a la calle y tomado la columna de la Independencia en la CDMX.

Tan inusitada manifestación  se debió a  su molestia y desaprobación a lo que calificaron como la “ocurrencia de madrugada” de los senadores del PRI y PVEM.

La gracia consistió en que la iniciativa privada también presente sus declaraciones fiscales y patrimoniales.

Desde luego que había otras molestias, como que en la Ley General de Responsabilidades Administrativas aprobada no se harán obligatorias la publicidad de las declaraciones patrimoniales y de intereses públicos, así como las declaraciones fiscales de los servidores públicos, parte de, como suele decirse, “el chuqi” de la #Ley3de3.

Otra molestia más fue que no se haya indicado -de manera categórica- en dicha ley, cuáles son los formatos y alcances que deben de sujetarse en las declaraciones.

Y desde luego el famoso adéndum de esos partidos al artículo 29 de la Ley General de Responsabilidades Públicas que apunta que estas declaraciones serán públicas, salvo los rubros cuya publicidad pueda afectar la vida privada o los datos personales protegidos por la Constitución”.

Además de calificarse como ocurrencia, la Coparmex consideró que se trataba de una venganza. La respuesta de Gamboa Patrón, coordinador de la bancada del PRI, en el Senado a tal declaración induce a pensar en esto cuando dijo: “Ellos también fueron muy ocurrentes, ¿querían eso?”.

O sea, la ocurrencia en todo caso no fue de la Coparmex sino de más de 600 mil ciudadanos graciosos que demandaron la Ley 3de3 para poner límite a la corrupción de la clase política.

En un comunicado reciente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se expresa el extrañamiento de “la inclusión a última hora”, medida que “lejos de contribuir a la transparencia, generará opacidad y desviará la atención de los procesos realmente relevantes para detectar y sancionar la corrupción”.

Lo extraño del caso, dice el CCE, es que “durante todo el proceso de discusión en los últimos meses, nunca fue un tema de debate la inclusión de la obligación de presentar 3de3 por parte de personas físicas y morales, en los grupos de trabajo con las diferentes bancadas.

En ningún momento fue presentada a los legisladores ni a la sociedad una propuesta de redacción, ni su justificación y alcances. Queremos transparencia y debate abierto, no ideas generadas a espaldas de la sociedad”.

Luego de detectar las consecuencias de tal medida, el CCE apunta refrendar su compromiso con el combate frontal a la corrupción y por un sistema nacional anticorrupción verdaderamente eficaz. Y llama a los actores políticos a actuar con responsabilidad y racionalidad para conseguir este objetivo”.

En una carta abierta dirigida al presidente de la Cámara de Diputados, firmada por académicos, ONG’S y algunos organismos empresariales, como la Coparmex, se asegura que esta adhesión, de último momento en el Senado, se realizó “sin diagnóstico previo y sin ninguna racionalidad aparente”.

Entre los firmantes están el CIDE, la UNAM, Fundar, Zimac, Transparencia Mexicana,  Coparmex e IMCO.

La norma es un contrasentido, sostienen ya que   obstaculiza el buen funcionamiento del Sistema Nacional Anticorrupción y banaliza la utilidad de estas herramientas orientadas a la prevención y detección de actos de corrupción.

Como sabemos, la Coparmex forma parte del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), fundado en 1976 (“como una respuesta del sector productivo nacional a la creciente intervención del gobierno en la economía y la aplicación de medidas claramente populistas” (http://www.cce.org.mx/historia/).

Es una de las siete organizaciones asociadas junto con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), comerciales (Concanaco), instituciones de seguros (AMIS), el Consejo Mexicano de Negocios (CMN, antes Consejo Mexicano de Hombres de Negocios que representa a 50 empresas, entre las que destacan Televisa, Peñoles, Banamex, Alfa, con excepción de Carso y Telmex –Slim- quien la abandonó en el sexenio del presidente Fox), el consejo nacional agropecuario (CNA) y Asociación de Bancos de México (ABM).

Por cierto, el CMN recién anunció que las empresas que lo integran invertirán este año la friolera de 33 mil 500 millones de dólares.

La inversión, informó su presidente, representa 3.6 veces la inversión inicial para construir el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la obra de infraestructura más importante de esta administración. http://expansion.mx/empresas/2016/06/09/el-consejo-mexicano-de-negocios-invertira-33-500-mdd-en-2016

Es por todos conocidos que los empresarios hacen lobbies y tienen sus diputados y senadores en las cámaras para defender sus intereses e impulsar o promover iniciativas. De ahí que resulta extraño que hayan tenido que recurrir a la calle para hacer presión.

Eso podría indicar que la clase política instalada en las cámaras cierre filas porque se sienta amenazada, por tanto se piense más autónoma, se apertreche e intimide.

Con todo y que se diga que la propuesta Ley 3de3 aprobada tiene muchos agujeros (Buscaglia dixit), o una “tomadura de pelo” (como la calificó López Obrador), para los partidos que se opusieron a la propuesta integral puede representar una cabeza de playa que poco a poco les reste impunidad.

En todo caso no querrían ir solos al patíbulo sino acompañados del binomio corruptor, los empresarios, que en su afán de hacer negocios ofrecen lo que les piden (las famosas “mochadas”, casas a quienes los beneficiaron, etcétera, historias muy conocidas por todos).

EL presidente del PAN ha advertido que vendrán muchos amparos en contra de la ley, y opina que se pretende “descarrilar” el movimiento cívico a favor de la ley 3de3.

Pero hay otra postura que, de prosperar, pudiera dejar las cosas como antes, es decir, sin Ley Anticorrupción y con la corrupción de siempre.

Se trata de la petición al presidente EPN de parte del Diputado sonorense  Jesús Zambrano, presidente de la Cámara de Diputados, y de su bancada, para que vete esa ley bajo el argumento de que impide “ir al fondo en la lucha contra la corrupción”.

Pide a Dios (“Ojalá”, que en árabe, de donde proviene el término, se pronuncia law sha’a Allah, que significa “Dios quisiera”) que el Presidente haga uso de su derecho de veto y que por tanto no las promulgue.

Según Zambrano este planteamiento es algo que han empezado a plantear organizaciones de la sociedad civil, una parte del sector empresarial, y están, a su juicio, en lo correcto.

Por su parte, la bancada del PRI en la Cámara de Diputados señaló que, ante las confusiones generadas por la aprobación del Artículo 32, analiza la posibilidad de presentar una iniciativa para precisar los alcances y los sujetos que no son objeto de esta legislación.

Como si no hubiera sido suficiente con los resultados de la elección del 5 de junio, la posición del PRI y del PVEM en contra de la 3de3, los pone en el centro y expresión del malestar más sentido por los mexicanos documentado por el Inegi y otras encuestas, después de la inseguridad: la corrupción.

En muchos análisis sobre la derrota electoral del tricolor se señaló al propio EPN como una de las causas. En el caso que nos ocupa se puede pensar que los jefes de las bancadas no se movieron solos sino bajo la consigna de Los Pinos.

La ocurrencia de madrugada podría ser una estratagema para crear confusión, desviar y amenazar con el fin de negociar con los empresarios. Bajo esta lógica puede entenderse la postura de Jorge Dávila Flores, vicecoordinador de la bancada del PRI y presidente de la comisión de Economía, quien asegura que la ley es de “buena fe, que busca combatir realmente la corrupción” pero que si ha causado tanta confusión se podría presentar “una iniciativa para precisar los alcances y los sujetos que no son objeto de esta legislación”.

De esta manera, la ley podría seguirse discutiendo tanto tiempo más como sea necesario hasta que duerma el sueño de los justos.

Otra lectura podría ser, si acaso la ocurrencia no provino de Los Pinos, o si hubo una lectura incorrecta del mensaje, que alguien tiene que pagar el desaguisado y corregir. Y entonces viene a la memoria el diálogo telefónico aquel de entre el Gober Precioso y el Senador: “Dale pa’tras, papá. Pos entonces va pa’trás esa chingadera no pasa en el Senado”.

Como suele decirse en el argot periodístico, noticia mata noticia. El asunto de la 3de3 pasó de pronto a tercera fila desplazada por la transformación jurídica más trascendente de los últimos 100 años, como calificó EPN al nuevo sistema de justicia penal y hasta por la muerte de Rubén Aguirre, el profesor Jirafales.

No sería de extrañar que las cúpulas económica y política se arreglaran, la Coparmex bajara el puño, y los 600 mil ciudadanos se quedaran esperando mejores momentos para insistir. Los ciudadanos sin partidos que los apoyen ni representen, tendrán que revisar y adecuar una de las estrofas de La Internacional Socialista: No más salvadores honremos, ni César, ni burgués, ni Dios, que nosotros mismos haremos nuestra propia redención.

Fuentes:

http://www.elfinanciero.com.mx/economia/consejo-mexicano-de-negocios-se-fortalece.html
http://www.cce.org.mx/el-cce-exhorta-a-responsabilidad-en-la-discusion-del-sna/
http://www.excelsior.com.mx/opinion/francisco-garfias/2016/06/17/1099324
http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/ocurrencia-ley-3de3-para-ip-coparmex-1466049070
http://www.cce.org.mx/asociados/
http://www.eluniversal.com.mx/articulo/nacion/politica/2016/06/18/sna-tiene-muchos-agujeros-buscaglia

Felipe Mora Arellano es profesor de tiempo completo del Departamento de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora. fmora@sociales.uson.mx

Acerca del autor

Felipe Mora Arellano es profesor de tiempo completo del Departamento de Sociología y Administración Pública de la Universidad de Sonora.

Correo Electrónico

fmora@sociales.uson.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *