Hay 575 muertos no identificados, enterrados y olvidados en Hermosillo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales > Hay 575 muertos no identificados, enterrados y olvidados en Hermosillo

Hay 575 muertos no identificados, enterrados y olvidados en Hermosillo

POR Priscila Cárdenas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

“Desconocido Amarillo”, nombre que le pusieron para diferenciarlo de los demás cadáveres no identificados. Tiene casi dos meses refrigerado en espera de ser reclamado.

Su expediente dice que dos días antes de morir fue encontrado inconsciente en la calle y llevado por Cruz Roja al Hospital General del Estado, en donde no alcanzó a decir su nombre o el de algún allegado.

El cuerpo está a unos 2 grados centígrados desde el 17 de abril en una de las 19 gavetas que hay en en el Anfiteatro de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Proyecto Puente se dio a la tarea de visitar la morgue del estado para investigar el caso y hacer un llamado a los ciudadanos con el objetivo de encontrar a sus familiares y que el cuerpo sea reclamado.

Efrén Tánori, quien labora en Identificación Humana jala el cierre de la bolsa negra de plástico para mostrar los tatuajes del cadáver, dibujos que hoy representan sus únicas señas particulares.

image4

Deslavado en el antebrazo aparece el nombre “Julia” y del otro lado se ven las letras “AYG” así como el dibujo de una rosa trazada en color negro a la altura del hombro.

Severas puntadas que le atraviesan el pecho ponen en evidencia la autopsia que reveló “choque séptico, neumonía intrahospitalaria e hidrocefalia postraumática” como causa de muerte.

Por sus rasgos físicos los forenses concluyeron que este hombre extremadamente delgado, de 1.60 metros, pelo negro abundante, frente amplia, ceja arqueada, ojos negros y nariz mediana pudo haber tenido de 25 a 30 años.

image5

 

La marca de la vacuna contra el tétanos en su hombro es la única cicatriz que tiene en el cuerpo, el cual se encuentra almacenado en la gaveta marcada número 4.

Si alguien acude a identificarlo será entregado a sus familiares y podría tener un funeral, de lo contrario lo enterrarán en la fosa común de Hermosillo, donde a falta de espacio los sepultan de cuatro en cuatro.

Durante este proceso “Desconocido Amarillo” no está solo, hay otros 7 cadáveres en las gavetas contiguas, todos con su foto a blanco y negro pegada en la puerta, todos esperando que alguien vaya a reclamarlos.

Esta cifra viene a engrosar la estadística del Servicio Médico Forense que registra sólo en Hermosillo 42 fallecidos enviados a la fosa común este año y más de 500 en los últimos 6 años.

 

Hombres la mayoría, aumenta en verano

De acuerdo con los datos proporcionados por la Procuraduría General de Justicia del Estado mediante la Ley de Transparencia, el 2015 cerró con 75 cadáveres y en el 2014 hubo 86.

Con un total de 121 expedientes en el 2013 la fiscalía reportó la cifra más alta de cuerpos no identificados, mientras que en el 2012 hubo 89, 86 en el 2011 y 76 durante el año 2010.

fosas

Hay ocasiones en que no se dan abasto, comentó el doctor José Horacio Ríos Moroyoqui, quien desde hace más de 20 años trabaja haciendo autopsias e indagando causas de muerte.

Explicó que cada gaveta refrigerada tiene espacio para guardar 2 cuerpos, sin embargo han tenido temporadas en que deben acomodarles más.

“Hemos llegado a tener hasta alrededor de 50, en un momento dado de ser necesario pudiera aumentarse la capacidad, pero consideró que ahorita estamos bien”, dijo.

image6

 

Como las causas frecuentes de muerte de quienes llegan en calidad de no identificados el doctor detalló accidentes de tránsito, agresiones físicas, desnutrición y cirrosis.

También destacó que la mayoría de los cadáveres pertenecen a hombres y que la cifra aumenta durante los meses de verano.

El médico legista dijo que sin importar cómo haya muerto la persona a todos les practican la autopsia, se les toman huellas digitales y un odontograma.

“Primero la estatura, el peso, la talla, las señas particulares y las condiciones higiénicas y nutricionales, el estado de dentición es muy importante y las huellas dactilares”.

El doctor dijo que pueden pasar de 15 a 20 días, a veces hasta más, antes de ser sepultados en la fosa común, espacio que está ubicado en el Panteón Sahuaro.

A veces, comentó, despúes de enterrarlos llega gente al Servicio Médico Forense buscándolos y se les dice que existe la alternativa de exhumarlos, opción que descartan las personas de escasos recursos o quienes viven en otros estados.

“Los cuerpos se acomodan en la fosa común de cuatro en cuatro, son fosas más amplias y están debidamente ordenados, bien ubicados en su croquis, por eso prefieren que se queden”, recalcó el especialista.

image7

 

El último lugar donde van a buscarlos

El Anfiteatro es el último sitio donde la gente busca a un familiar extraviado, comentó María del Rosario Rivera Navarro, perito oficial encargada del Departamento de Identificación Humana.

Tras 10 años dedicándose a esta actividad, está consciente que el proceso de búsqueda debe ser rápido para que sea menos doloroso, por lo que tiene a la mano la información en carpetas separadas por día, mes y año.

Ella deja hojear los archivos a las personas que acuden a preguntar por un desaparecido y en caso de que lo encuentren los orienta para la entrega del cuerpo o exhumación del cadáver.

“Tenemos toda información físicamente y en digital, hay un expediente de cada fallecido, de cada documento y tienen dirección en donde fue encontrado, fecha, la hora y las fotografías”.

Comentó que todos los días llega gente buscando a un extraviado y también reciben llamadas telefónicas provenientes de otros países con la misma intención.

“Habla gente de Estados Unidos y de más lugares, hemos tenido personas no reclamadas de Perú, de Ecuador y hasta de España”, platicó.

Cuando el cuerpo de la persona que buscan ya fue enterrado en la fosa común, al familiar se le muestra el croquis del cementerio y el lugar específico en donde fue inhumado.

Si tienen interés de sacarlo para sepultarlo en otro panteón el papeleo y trámite de exhumación es gratuito hasta el momento que hacen entrega del cadáver.

image11

 

Esclarecen casos complicados

Para Ariel Rodríguez Quiñones, director de Servicios Periciales en la Procuraduría General de Justicia del Estado, las condiciones de putrefacción de algunos fallecidos hacen complicado identificarlos.

Explicó que gracias a la toma de huellas dactilares se logra mucho, pues éstas se envían a un sistema llamado AFIS, el cual arroja datos del occiso siempre y cuando haya estado preso o tramitado carta de no antecedentes penales.

Cuando el cuerpo perdió su forma física y apariencia le toman muestras de ADN, con el fin de compararlas con las de los familiares que acuden a identificarlos.

“Para ello se levanta una muestra genética, la cual varía dependiendo el caso, pueden ser partes del cuerpo, tejidos, uñas, todo lo que se considere inalterado”, dijo.

El director de Servicios Periciales agregó que hace falta contar con expertos en otras ramas de Medicina Legal con el fin de esclarecer los casos más complicados.

“Hay personas que perdieron la forma física, la apariencia de cómo eran en vida y por eso es importante que tengamos expertos en odontología y antropología forense”, comentó.

Señaló que están en proceso de hacer cambios, pues el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio exige herramientas más globales a nivel nacional y están analizando cuáles serán.

Estos cambios podrían verse reflejados en una base de datos disponible en Internet, tal como lo hay en Sinaloa o Baja California, donde cualquiera puede acceder e identificar a distancia a un familiar fallecido que esté en calidad de no reclamado.

 

Siguiendo las huellas

De acuerdo con Jesús José Favela Ochoa, encargado del área de dactiloscopía e identidad criminal, la toma de huellas en cadáveres es parte fundamental para poderlos identificar.

Explicó que cuando trasladan a un fallecido lo primero que hacen es sacar en tinta una impresión dactilar, la cual se digitaliza para que ingrese al sistema.

Al analizarla podrán conocer inmediatamente la identidad del occiso, siempre y cuando en vida haya solicitado una carta de no antecedentes penales.

En caso de que alguna vez haya enfrentado un proceso legal o estado en la cárcel el sistema también arrojará su nombre y domicilio inmediatamente.

Favela Ochoa agregó que también tienen la opción de recurrir a la base de datos de las licencias de automovilista que se expiden en México.

“Tomamos las huellas dactilares de los dedos índices y son procesadas en un sistema llamado “MEFIS” para hacer la búsqueda en las licencias de manejo”.

Sin embargo cuando el fallecido nunca sacó carta de no antecedentes penales, ni estuvo en prisión, ni tuvo alguna vez licencia de manejo se agotan las posibilidades.

COMENTARIOS

11 Comentarios

  • Maria Chavez dice:

    Busco a hermano no lo encontramos ase Como 6 anos su nombre Ricardo Bulmaro Chavez, o Miguel Angel Diaz Chavez, usaba este 2do.nombre estuvo Como interno en el centro de rehabilitation c.i.a.d #2 en el 2010.

  • Harley dice:

    Buscamos a mi padre, su nombre era Genaro Teran Cejudo. Desaparecio en el 2010. Porfavor si saber algo me avisan a mi correo.

  • Brenda gisela dice:

    BUSCAMOS AKI HERMMANO LEONARDO LEON ROJO DESAPARECIO EL EN ABRIL 2014 DESDE ENTONCS NO SABEMO NADA DEEL TRAE UN TATUAJE EL EL PECO KE DICE NAYO Y UN CIRUGIA EN EL.ESHOMAGO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *