Proyecto Puente > Opinión > La salud mental, una prioridad a nivel mundial

La salud mental, una prioridad a nivel mundial

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Invertir en el tratamiento de la depresión y la ansiedad  tiene un rendimiento de un 400%, OMS.

Los padecimientos mentales se estan incrementando en todo el mundo. Entre 1990 y 2013, el número de personas con depresión o ansiedad ha aumentado en cerca de un 50%, de 416 millones a 615 millones.

Se estima que un 10% de la población mundial está afectado y que la carga mundial de enfermedad mental no mortal representan un 30%.

De acuerdo al estudió publicado en abril en The Lancet psychiatry, refiere que por cada dólar invertido en la ampliación del tratamiento de la depresión y la ansiedad rinde 4 dólares.

En mejora de la salud y la capacidad de trabajo, en este nuevo estudio  dirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estiman por primera vez los beneficios sanitarios y económicos de invertir en el tratamiento de las enfermedades más comunes.

El pasado 13 y 14 de abril en Washington, convocados por el Banco Mundial y la OMS, se reuneron ministros de finanzas, organismos de desarrollo, expertos universitarios y clínicos para revisar el estudio, discutir y darle la relevancia necesaria a la salud mental  en la agenda sanitaria y de desarrollo de los paises miembros y en el orden mundial.

“Sabemos que el tratamiento de la depresión y la ansiedad tiene sentido desde el punto de vista de la salud y el bienestar, pero este nuevo estudio confirma que también lo tiene desde una perspectiva económica”, dijo la Dra. Margaret Chan, directora general de la OMS. “Tenemos que encontrar formas de asegurarnos de que el acceso a los servicios de salud mental se convierte en una realidad para todos los hombres, mujeres y niños, vivan donde vivan”.

Según OMS, la salud mental es el “bienestar que una persona experimenta como resultado de su buen funcionamiento en los aspectos cognoscitivos, afectivos y conductuales, y, en última instancia el despliegue óptimo de sus potencialidades individuales para la convivencia, el trabajo y la recreación”.

La salud mental es un fenómeno complejo determinado por múltiples factores sociales, ambientales, biológicos y psicológicos, e incluye padecimientos como la depresión, la ansiedad, la epilepsia, las demencias, la esquizofrenia y los trastornos del desarrollo en la infancia, algunos de los cuales se han agravado en los últimos tiempos.

La salud mental abarca enfermedades neuropsiquiatricas discapacitantes, como la esquizofrenia, depresión, obsesión –compulsión y alcoholismo, mismas que están entre las 10 enfermedades mas discapacitantes, hasta fenómenos sociales como la corrupción y la violencia, mismas que, como conducta antisocial son también materia de la salud mental.

corrupcion

El impacto social de estos padecimientos y los índices de enfermos por estos trastornos tienden a aumentar debido a problemas como la pobreza, por la que la incidencia de estos padecimientos exige de los afectados mayor proporción de los pocos ingresos que generan, además de lo incapacitantes que resultan, convirtiéndose en un circulo vicioso que -como consecuencia- disminuyen o frenan el potencial de desarrollo de las personas y por tanto de los núcleos familiares.

Medina Mora señala: De acuerdo con algunos estudios, el índice para los trastornos afectivos en la ciudad de México es de 9% en la población adulta -entre los 18 y los 65 años de edad-, con un 7.8% correspondiente a episodios depresivos mayores y 2.5 mujeres por hombre, distimia 1.5% con un rango similar entre mujeres y hombres (2.6:1) y un porcentaje menor de episodios de manía alcanzando 1.3% con una diferencia similar entre géneros 1.2:1.

Los porcentajes de prevalencia de trastornos de ansiedad resultaron un poco menor afectando al 8.3% de la población, siendo la agorafobia sin pánico (3.8%) y fobia social (2.2%) losdiagnósticos más comunes. Dichas prevalencias son significativamente más bajas que las observadas en los Estados Unidos de Norteamérica, donde se han reportado porcentajes de 19.5 y 25% para cualquier trastorno afectivo y de ansiedad, respectivamente.

AGORAFOFIA

Los porcentajes de alcoholismo y farmacodependencia en México, de acuerdo a la última encuesta en hogares realizada en población urbana de entre 18 y 65 años de edad, 12.5% de los hombres y 1% de las mujeres califican en el criterio del DSM IV (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Desorders, VI revision) de dependencia.

El abuso y dependencia de drogas se presentan frecuentemente con otros problemas psiquiátricos, un estudio transcultural reciente, en el que participó México, demostró que en este país el 9.4% de quienes usan alcohol también tienen trastornos afectivos, este índice aumenta a 18% cuando se toman en cuenta los casos de dependencia. Por lo que se refiere a los trastornos de ansiedad fue de 14.8 y 34.7% respectivamente. Por otra parte 15% de los usuarios de drogas sufren de algún trastorno afectivo y 10% de ansiedad, en el caso de farmacodependencia los porcentajes fueron de 35% y 31% respectivamente.

Otras encuestas han demostrado que las familias pobres tienen mayores prevalencias de depresión y trastornos de ansiedad en el último año, asimismo que éstas son más altas entre las familias uniparentales comparadas con los patrones tradicionales de madre y padre.

 

ansiedad

“Pese a que en el mundo hay cientos de millones de personas con trastornos mentales, la salud mental ha permanecido en la sombra”, dijo Jim Yong Kim, presidente del Grupo del Banco Mundial. “No se trata de una cuestión únicamente de salud pública, sino también de desarrollo. Tenemos que actuar ya porque la pérdida de productividad es algo que la economía mundial no se puede permitir”.

Trascendencia y relevancia del estudio y atención de la salud mental

Promover y atender la salud mental es muy trascendente y sobre todo prevenir los trastornos mentales ya que de ellos depende:

*Un desarrollo infantil psíquico armónico.

*La capacidad para relacionarnos en pareja y con la familia.

*El funcionamiento como padre o madre.

*La capacidad para disfrutar la vida en todas sus manifestaciones.

*Una adecuada capacidad de adaptación social y de mantener relaciones interpersonales de buena calidad.

*Tener responsabilidad social, profesional, laboral y familiar.

*La capacidad de sentir libremente nuestras emociones y poder expresarlas de manera asertiva (respetuosa, directa y honesta) a los demás.

*En gran medida los índices de seguridad pública, reflejan la patología mental, pues la mayor parte de los delincuentes procede de hogares y familias disfuncionales (familias desintegradas o patológicas) que son generadoras de sociopatías (niños maltratados física o emocionalmente, con problemas con la autoridad y con una deficiente estructuración de la personalidad).

*Muchos casos de la deserción escolar, bajo rendimiento académico y frustración consecuente para el individuo como para su familia, escuela y sociedad, con la consiguiente pérdida de recursos económicos que se habían invertido.

Para resaltar la importancia de invertir en salud mental, haremos referencia a las principales causas de discapacidad en el mundo, de aquí que se señala, que la carga mundial de la enfermedad mental representa hasta el 30%.

Causas líderes de discapacidad en el mundo

  1. Depresión mayor
  2. Anemia por deficiencia de hierro
  3. Caídas accidentales
  4. Uso de alcohol
  5. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  6. Trastorno bipolar (manía-depresión)
  7. Anomalías congénitas
  8. Osteoartritis
  9. Esquizofrenia
  10. Trastorno obsesivo-compulsiva

Lograr que la población conserve la salud mental, además de la salud física, depende, en gran parte, de la realización exitosa de acciones de salud pública, para promover, prevenir, tratar y rehabilitar.

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano (UNAM), maestro en Salud Pública (ESPM-SSA); Cédula Profesional 471325; Reg. SSA 58351; presidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora. A.C; subdelegado médico del Issste en Sonora; contactos: fj_muro@hotmail.com @murofj

 

Bibliografía

1.-La inversión en el tratamiento de la depresión y la ansiedad tiene un rendimiento del 400%. http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2016/depression-anxiety-treatment/es/.

2.-Dr. Juan Martín Sandoval De Escurdia, La Salud Mental en México. Servicio de Investigación y Análisis, División de Política Social, Camara de diputados LIV Legislatura, México

3.-MEDINA Mora, Ma. Elena y Jorge Villatoro. La epidemiología de la salud mental en México. Boletín especial de salud mental. Resumen del trabajo “La salud mental en México. Retos y perspectivas”. Epidemiología y Ciencias Sociales del Instituto Nacional de Psiquiatría (INP). http://www.conadic.gob.mx/doctos/epidsm.htm. Consultado el 07/02/05

Acerca del autor

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM (Ced. Prof. 471325, Reg. SSA 58351), maestro en Salud Pública (ESPM-SSA); presidente de la Federación Médica de Sonora, subdelegado médico del Issste en Sonora.

Correo Electrónico

fj_muro@hotmail.com

Twitter

@MUROFJ

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *