Día Mundial de la Salud… Diabetes - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Día Mundial de la Salud… Diabetes

Día Mundial de la Salud… Diabetes

Mandatory Credit: Photo by Voisin/Phanie / Rex Features ( 1302876j ) A diabetic woman is checking her blood sugar level (self glycemia). A drop of blood obtained with a pen-like lancing device is placed on a test stick and analysed with blood glucose tester (glucometer). Various
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El 7 de abril se celebra el Día Mundial de la Salud, para conmemorar la creación de la Organización Mundial de la Salud, y cada año se selecciona un tema en el cual se requiere llamar la atención mundial por su relevancia, este año 2016 se presta particular atención a la diabetes, por los siguientes motivos.

1.- La epidemia de diabetes está aumentando extraordinariamente en los paises de ingresos bajos y medianos. Alrededor del 9.2% de la población entre 20 y 69 años de México padece diabetes. La mortalidad por esta causa muestra un incremento sostenido durante las últimas décadas, hasta llegar a ocupar la segunda causa dentro de la mortalidad general.

2.- Una gran proporción de casos de diabetes son prevenibles y cerca del 30% de los individuos afectados, desconoce que la tiene, por ello hay que concentrarse en la detección oportuna y promoción de estilos de vida saludables.

3.- La diabetes se puede tratar y por lo tanto controlar para prevenir complicaciones. Este padecimiento es la causa más importante para la amputación de miembros inferiores, de origen no traumático, así como de otras complicaciones como retinopatía e insuficiencia renal. Es también uno de los factores de riesgo más importantes por lo que se refiere a las enfermedades cardiovasculares.

La OMS planteó como objetivo: intensificar la prevención, mejorar la atención y reforzar la vigilancia de la diabetes, a los cuales los estados miembros nos adherimos.

Definición
La diabetes se define como un grupo de enfermedades metabólicas caracterizado por la presencia de demasiada glucosa o azúcar en la sangre (hiperglucemia) derivada de defectos en la secreción y/o de la acción de la insulina.

Cuando una persona ingiere alimentos, el páncreas secreta la hormona denominada insulina, para que la glucosa contenida en ellos al pasar a la sangre, pueda introducirse en la célula para abastecerlas de energía y de esta manera se va regulando la glucosa en sangre.

El nivel normal de glucosa en sangre varía entre 70 y 100 miligramos por decilitro. Se considera diabetes cuando sostenidamente el nivel de glucosa en ayunas esta arriba de 126 miligramos por decilitro, al estado donde la variación se encuentra entre 100 y 126 miligramos por decilitro, se conoce como prediabetes, lo más importante es mantenerse dentro del margen de 110.

Existen tres tipos de diabetes.
Diabetes tipo 1.- Las personas con diabetes de tipo 1 generalmente no producen insulina, por lo que necesitan inyecciones de insulina para sobrevivir.

Diabetes tipo 2.- Las personas con diabetes de tipo 2, que representan el 90% de los casos, suelen producir su propia insulina, pero la cantidad es insuficiente o no la pueden utilizar apropiadamente; por lo general tienen sobrepeso y son sedentarias, dos circunstancias que aumentan sus necesidades de insulina.

Diabetes gestacional.- Este tipo se caracteriza por hiperglucemia que aparece durante el embarazo y alcanza valores que, pese a ser superiores a los normales, son inferiores a los establecidos para diagnosticar una diabetes. Las mujeres con diabetes gestacional corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto, y de padecer diabetes de tipo 2 en el futuro.

Epidemiología
La OMS calcula que en 2014 la prevalencia mundial de la diabetes fue del 9% entre los adultos mayores de 18 años, y que en 2012 fallecieron 1.5 millones de personas como consecuencia directa de la diabetes.

En méxico de acuerdo a la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud 2012, la prevalencia de Diabetes Mellitus en población de 20 años y más fue de 9.2 %.

El número de muertes ocurridas en el país, de acuerdo a INEGI, en el 2013 por Díabetes Mellitus fue de ochenta y nueve mil cuatroscientos veinte, lo que representa el 14.3 % del total de defunciones, que sumaron en ese año 623 mil 600, de esta manera se colocó como la segunda causa de muerte a nivel nacional. De las muertes por diabetes, 46 mil 050 ocurrieron en mujeres (51.4%), y 43 mil 362 en hombres (48.6 %).

En Sonora el número de defunciones por diabetes mellitus en el 2013 fue de mil 611, lo que representa el 10.7 % de todas las muertes ocurridas que sumaron 14 mil 993, para ocupar la tercera causa de muerte.

El número de casos nuevos que tuvimos a nivel nacional de diabetes mellitus tipo 2 en el 2015 fueron 367 mil 976, de los cuales 216 mil 981 fueron en el sexo femenino (59 %) y 150 mil 995 en el sexo masculino (41%). Durante el 2014 el número total de casos nuevos fue de 377 mil 311 casos nuevos registrados de acuerdo al Boletín Semanal de casos Nuevos de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud a la semana 52 (www.epidemiologia.salud.gob.mx).

El número de casos registrados de diabetes tipo I (Insulinodependiente) fue de 3 mil 287, de los cuales mil 943 se presentó en el sexo femenino (59%) y mil 344 en el sexo masculino (41%), durante 2014 se presentaron 3 mil 651 casos nuevos.

Como podemos apreciar el número mayor de casos en un 90 % corresponde a diabetes mellitus tipo 2 .

Manejo y control
Sed y hambre excesiva, cansancio, perdida de peso y ganas frecuentes de orinar.

Es fundamental las pruebas de tamizaje para detectarla. Se estima en nuestro país que sólo uno de cada cuatro pacientes se encuentra con cifras de control (25%), esto quiere decir que las personas con diabetes tienen entre 7 y 9 por ciento de hemoglobina glucosilada (HbalC), que es el marcador que se utiliza como estandar de oro para saber el estado de los niveles de glucosa en sangre en dos o tres meses antes en el paciente. El 50% de los pacientes con diabetes están en un riesgo muy alto de tener complicaciones debido a que tienen HbalC superior a 9%.

Si las personas redujeran por lo menos 1% de la hemoglobina glucosilada. evitan en un 46% el riesgo de infartos, cataratas e insuficiencia renal.

La diabetes es una enfermedad crónica que debe ser monitoreada constantemente y ajustar los medicamentos orales que esta utilizando, de lo contrario valorar la utilización temprana de insulina. Ya que se conoce que un enfermo después de cinco años de tratamiento con medicamentos orales puede dejar de responder a ellos. Esto se debe al diagnostico tardía, ya que cuando la persona se daignostica, casi el 50% de las células del páncreas ya no funcionan.

Complicaciones
Cuando las personas tienen diabetes y prediabetes, el proceso de la insulina no funciona adecuadamente, ya que en lugar de proveer la energía a las células, la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo.

La hiperglucemia crónica se asocia con daño y falla en diversos órganos, especialmente de ojos, riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos y en el largo plazo causan ceguera, insuficiencia renal crónica terminal y amputaciones derivada del pie diabético por alteración en la microcirculación, la atención médica de estas complicaciones generan un alto costo para el sistema de salud y mucho sufrimiento para las personas que viven con diabetes y sus familias.

Prevención
Se ha demostrado plenamente que la alimentación adecuada y el ejercicio son las medidas más eficaces para detener la prediabetes y prevenir que evolucione hacia la diabetes. En cambio el tratamiento de la diabetes debe ser integral, con la adopción de un estilo de vida saludable que incluya una alimentación equilibrada que brinde una nutrición adecuada, realizar actividad física con regularidad.

La detección de la diabetes tipo 2 se debe realizar a partir de los 20 años de edad, mediante dos modalidades: a través de programas y campañas en el ámbito comunitario y sitios de trabajo y de manera individualizada, entre los pacientes, que acuden a los servicios de salud, públicos y privados.

La detección, además de servir, para identificar a los diabéticos no diagnosticados, también permite localizar a individuos con alteración de la glucosa, a fin de establecer las modificaciones pertinentes en su alimentación y en su actividad física para corregir esta situación.

Es recomendable que la detección de la enfermedad se haga de manera simultánea con la búsqueda de otros factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión arterial, dislipidemias y tabaquismo.

Mantenga su peso ideal con los siguientes criterios

Indice de Masa Corporal o índice de Quetelet, al peso corporal en kilogramos, dividido entre la estatura en metros elevada al cuadrado (kg/m2).

Peso corporal: de acuerdo con el IMC, se clasifica de la siguiente manera: IMC >18 y <25, peso recomendable; IMC >25 y <27, sobrepeso; IMC >27, obesidad (kg/m2).

La actividad física habitual en sus diversas formas (actividades de la vida diaria, trabajo no sedentario, recreación y ejercicio) tiene un efecto protector contra la diabetes.

Por tal motivo, se debe recomendar a la población general mantenerse físicamente activa a lo largo de la vida, adoptando prácticas que ayuden a evitar el sedentarismo.

En el caso de personas de vida sedentaria, se les debe recomendar la práctica de ejercicio aeróbico, en especial la caminata, por lo menos durante periodos de 20 a 40 minutos, la mayor parte de los días de la semana.

Alimentación
Debe promoverse un tipo de alimentación, que sea útil para la prevención de la diabetes, una recomendación general es la moderación en el consumo de alimentos de origen animal (por su contenido de grasas saturadas y colesterol) y de alimentos con exceso de azúcares, sal y grasa; por el contrario, debe estimularse el consumo de verduras, frutas y leguminosas, fuentes de nutrimentos antioxidantes y fibra.

La detección de la diabetes tipo 2 se debe realizar a partir de los 20 años de edad, mediante dos modalidades: a través de programas y campañas en el ámbito comunitario y sitios de trabajo y de manera individualizada, entre los pacientes, que acuden a los servicios de salud, públicos y privados.

La detección, además de servir, para identificar a los diabéticos no diagnosticados, también permite localizar a individuos con alteración de la glucosa, a fin de establecer las modificaciones pertinentes en su alimentación y en su actividad física para corregir esta situación.

Es recomendable que la detección de la enfermedad se haga de manera simultánea con la búsqueda de otros factores de riesgo cardiovascular, como hipertensión arterial, dislipidemias y tabaquismo.

Políticas públicas

De manera reciente la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores presentó como puntos de acuerdo los siguientes, mismos que se retomaron en el Consejo Estatal de Salud en Sonora para su cumplimiento, la Femeson como miembro del mismo los difunde para su cumplimiento:

1.-Establecer la distinción entre los diferentes tipos de diabetes, utilizando los términos: diabetes tipo 1, diabetes Tipo 2, diabetes Gestacional etcétera. Evitando el uso de términos obsoletos como “diabetes infantil”, “diabetes juvenil”, “diabetes insulinodependiente”.

2.-Generar campañas masivas de concientización sobre los diferentes tipos de diabetes a la población en general, enfocados a la prevención de la diabetes tipo 2, , así como la detección oportuna en espacios de desarrollo como escuelas, lugares de trabajo, centros de salud. En caso de diabetes tipo I, implementar programas de educación dirigidos a las familias de las personas que viven con este padecimiento.

3.-Asegurar un presupuesto especifico para la diabetes tipo I, con el proposito de dar cumplimiento a los derechos establecidos en la Ley para protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes.

4.-Garantizar el abasto y acceso continuo de insumos y pruebas clínicas relacionados con la diabetes de forma individualizada de acuerdo a la necesidad de cada paciente y su estado de enfermedad, así mismo incorporar cada tres meses , para la prueba de hemoglobina glucosilada (HbA1c); dentro de las unidades de salud y utilizarla como una prueba estandar y continua medición del control de los pacientes. para el buen control, incluyendo las relacionadas con capacitación.

5.-Incluir los mecanismos de educación terapeutica de la diabetes para el buen control, incluyendo la capacitación del personal del primer nivel, concientización de la población en general y prevención, así como promover entre los profesionales de la salud, cursos enfocados a la prevención, atención y tratamiento de todos los tipos de diabetes, basado en los siete comportamientos de autocuidado como son: automonitoreo, alimentación saludable, ejercicio toma de medicamentos, reducción de riesgos, resolución de problemas y aprender a vivir con diabetes.

Fuente. Norma Oficial Mexicana NOM-015-SSA2-1994, Para la prevención, tratamiento y control de la diabetes. Día Mundial de la Salud. www.who

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico Cirujano (UNAM), Maestro en Salud Pública (ESPM-SSA); Cédula Profesional 471325; Reg. SSA 58351; Presidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora. A.C; subdelegado médico del Issste en Sonora; contactos: fj_muro@hotmail.com @murofj

Acerca del autor

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM (Ced. Prof. 471325, Reg. SSA 58351), maestro en Salud Pública (ESPM-SSA); presidente de la Federación Médica de Sonora, subdelegado médico del Issste en Sonora.

Correo Electrónico

fj_muro@hotmail.com

Twitter

@MUROFJ

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *